Guillier, sin complejos

0
489
loading...
loading...

En el ámbito de su décimo en una actividad universitaria, el senador y ahora candidato radical ─Alejandro Guillier─ , no tuvo problemas para precisar definiciones en temas polémicos. Fue, de algún modo, la primera vez en que se pudo escucharlo desplegar opiniones sobre el flagrante escena político, su abrupta irrupción en él y, principalmente, de las proyecciones de su opción presidencial. Y en lo que respecta a algunas claves centrales de su posicionamiento, no defraudó.

En tiempos donde la método de los acuerdos y la construcción de consensos han sido ha sido duramente cuestionadas por sectores de centroizquierda, el senador Guillier defendió sin eufemismos la escazes de construir pisos mínimos entre gobierno y examen, para poder avanzar en las reformas en curso. ‘Se debe llegar a acuerdos con la derecha’, fue sin duda una frase que habrá generado más de algún resentimiento en el oficialismo, síntesis de una posición que caldo a echar por tierra el ímpetu abusiva de la ‘retroexcavadora’, avalando una política que contrasta con el imaginario instalado en estos abriles por la Nueva Mayoría.

Del mismo modo, el liderazgo hoy más competitivo de la centroizquierda no tuvo complejos para pelar el proceso de reformas llevado delante por la contemporáneo dependencia. En rigor, defendió la escazes y los objetivos de los cambios impulsados por la autoridad, pero reconoció derechamente que ellos han sido desprolijos y han tenido graves deficiencias en su implementación. En el caso específico de la reforma tributaria, señaló incluso que era necesaria e inapelable una nueva modificación, que permitiera simplificar un sistema tributario que terminó generado serios desincentivos al economía y la inversión.

Por postrero, Alejandro Guillier cuestionó que, fuera de Patricio Aylwin, los ex presidentes de la República se consideren tan ‘imprescindibles’ como para averiguar una segunda postulación. Una señal clara, a su sensatez, de la desatiendo de renovación de elencos, y todavía, una de las causas que explicarían los altos niveles de desafección y desconfianza que la parentela siente hoy alrededor de la actividad política.

En síntesis, pareciera que finalmente comenzó a aparecer el ‘candidato Guillier’; señal de una nueva etapa en su posicionamiento que exhibe la tranquilidad de quien se siente ya con una cojín de legalidad y de respaldo suficientes, como para despuntar a hacer definiciones que puedan incluso causar críticas y distancias en su sector político. Con todo, estas primeras pinceladas sólo vienen a confirmar que el creciente apoyo ciudadano a su opción presidencial, es un activo que el jefe del radicalismo no dejará de utilizar a su amparo, a pesar de los riesgos.

Fuente:T13.cl

loading...