Gustavo Toro y el desmantelamiento de las narcorredes de Aguilera en San Ramón: “Hemos despedido cerca de 500 personas, que eran contratas fantasma”

0
36

Dos meses lleva en el cargo el corregidor de San Ramón, Gustavo Toro (DC), quien reemplazó a Miguel Atractivo Aguilera tras cobrar en las últimas elecciones. Hoy, Aguilera -quien se convirtió en un símbolo de la narcopolítica en el país- está en prisión preventiva tras ser formalizado por los delitos de beneficio ilícito, cohecho y lavado de activos.

Tiempo suficiente para que Toro realizara un cálculo de sus primeros meses de mandato, en conversación con El Mostrador en La Esencia. Dos meses que se pueden separar, según lo relatado por Toro, en dos bloques: uno en donde ordenó la casa y otro en donde comenzó a poner en marcha sus propuestas en beneficio de los vecinos de San Ramón.

«Ha sido complicado el escena. Fuera de lo habitual lo que está ocurriendo en San Ramón, primero porque hay un daño patrimonial tremendo. El hecho de que se hayan raído el presupuesto municipal en el mes de julio y nos hayan dejado cinco meses sin poder tener plata para poder trabajar, realizar gestiones, colaborar con los vecinos. Es un daño tremendo. Pero adicionalmente tiene que ver con lo precario y las condiciones que tenemos que desavenir la gobierno. Y eso implica en la tecnología, en internet, en el daño que se ha hecho, principalmente en no tener ya los medios suficientes para prestar un buen servicio a los vecinos de San Ramón. Y ardor la atención, por supuesto, la cantidad de personas que fueron contratadas en un momento y que lamentablemente no prestaban servicios a la municipalidad. Hoy día ya hemos despedido cerca de 500 personas. Esas personas muchas nunca trabajaron, eran contratas espantajo y por supuesto que tenían remuneraciones altas y utilizaron el municipio para beneficios personales», comenzó señalando.

Según Toro, lo más difícil del primer mes «fue empezamos a instalarnos. Yo creo que nos gastamos un mes completo en instalarlos. Ese instalar va de las cosas más sencillas, desde ordenar una oficina, sacar los ratones que están muertos en la oficina, las botellas de bebida, las fichas de militante de partido, banderas, depurar paredes, suprimir pisos; cuestiones que nos permitan poder trabajar, habilitar los computadores y habilitar habilitar algunos servicios, cosas muy sencillas y básicas que uno dilación que estuviesen en cualquier oficina. Eso nos demoramos un mes firme. Por supuesto que entre medio hemos tenido que enredar a todas las desvinculaciones, que son muchas verdaderas bandas criminales y que nos han venido a atacar, nos han insultado, nos han tratado de herir en varias oportunidades, hemos tenido que venir hasta el auxilio de la fuerza pública para poder solicitar que desalojen oficinas públicas, toda vez que no se quieren ir, y los despedimos, como corresponde».

«A posteriori tuvimos un segundo mes que el que llevamos ahora, donde ya empezamos a avanzar. En este mes hemos estado limpiando la comuna. Tenemos un problema tremendo con la basura. Cuando llegamos habían 400 micro basurales y es una comuna que tiene 7 kilómetros cuadrados. Entonces el impacto es tremendo. San Ramón es una de las comunas más pequeñas en distrito, pero una con una cantidad de habitantes muy suscripción. Estamos cerca de los 90 mil habitantes para 7 km cuadrados. Entonces 400 micro basurales es tremendo. Entonces hemos estado limpiando. Yo mismo me pongo un mono, nos ponemos a guardar basura los fines de semana y le estamos pidiendo apoyo a los vecinos y a los funcionario. Lo postrer que hemos estado haciendo fuertemente es organizar a las distintas oficinas, direcciones, para darle un sentido y orgánica a nuestro municipio, porque cada oficina funcionaba como le parecía mejor y ahí es donde nos hemos raído harto tiempo, en mejorar las condiciones y todavía en mejorar todavía los servicios. Hoy día estamos trabajando, por ejemplo, en el dominio de Vigor, estamos atendiendo los días sábado, estamos atendiendo hasta la 8 de la indeterminación los servicios de lozanía. Estamos con un plan particular de atención en las tarde oscuridad para las personas que no pueden ir a los servicios de sanidad durante el día porque trabajan. El otro día me decía un papá ‘usted no sabe la alegría de poder anexar a mi señora al control pediátrico’, son cuestiones que de verdad son muy significativa y que para la gentío humilde no están al efecto. Entonces a eso hay que durar», añadió.

Toro asimismo dijo que cuando era concejal era difícil fiscalizar: «Cuando uno es concejal la verdad es que tiene entrada a cierta parte de información. Con un tope, porque si aceptablemente es cierto está la tecnología, está el Internet que nos permite a través de Transparencia, solicitar y revisar en la página de la municipalidad. Pero en San Ramón eso no ocurría. No se informaba, no se subía ni actualizaba la plataforma. Entonces no teníamos la información correcta. Pero todavía se ocultaba mucha información. Aquí parecía que todo estaba diseñado para cometer delitos de una guisa asaz fraudulenta y que pasara lo más inadvertido posible. Yo creo que en mucho colaboró la prensa en esto, gracias a los programas de televisión que hicieron investigación, gracias a ustedes que pusieron el tema como un escándalo -y hay que rememorar que posteriormente de San Ramón empezaron a surgir los escándalos en distintos municipios- esto no hubiera surgido».

«Uno como concejal está suficiente escaso igualmente, pero aún así uno empieza a cruzar puentes, empiezan a ver de una u otra guisa que hay cosas que no funcionan, empiezas a pedir información, hay información en itinerario y se empieza a dar cuenta que empiezan a ver cosas sobrado extrañas. Y ahí es donde fue mi dirección de concejal de denunciar a la Contraloría de solicitar auditoría. Y la Contraloría, en definitiva, termina dictaminando (sobre) la contratación de narcotraficantes, el problema que había con la adquisición y la adquisición de inmuebles del ex corregidor y todos los problemas que de una u otra guisa hoy día estamos pagando el pato, que tiene que ver principalmente con emplear los medios públicos. Yo digo una cuestión que es muy importante, que a diferencia de las comunas del sector oriente, que por supuesto igualmente condeno el robo y el mal uso de los fortuna, aquí yo creo que hay un doble daño y un doble daño porque aquí los posibles son para la familia más insuficiente. Y por dios que cuando se roban la plata de los pobres, la calidad de vida se perjudica tremendamente, porque no podemos tener mejores servicios de atención de lozanía, no podemos mejorar las calles, no podemos mejorar los espacios públicos, incluso la calidad de vida se ve perjudicada. Mucha clan me ha dicho que ha perdido familiares por no tener los médicos, por no tener los medicamentos, entonces tiene que ver con eso. Cuando se roban en comunas poderosas, probablemente el impacto a la concurrencia no es tan perjudicial como en comunas más pobres, donde el 90% de las personas dependen de los servicios públicos. Entonces es tremendamente condenatorio lo que ha ocurrido en la comuna de San Ramón».