Heraldo Muñoz: La campaña del “rechazo para reformar” es un engaño de la derecha

0
136

Los líderes de los partidos de Convergencia Progresista, que agrupa al PS, el PPD y el Partido Radical, emplazaron a la derecha por la “campaña del terror” desplegada de cara al plebiscito del 26 de abril

A querella del timonel PPD, Heraldo Muñoz, aseguró que la campaña del “rechazo para reformar” que ha resuelto Pimiento Vamos es un “engaño de la derecha”. “Es una alternativa imaginaria”, cuestionó.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, sostuvo que “vamos a enfrentar la campaña de desinformación y la campaña del terror que está llevando adelante quienes apoyan la opción del rechazo (…). Lamentamos el retroceso acontecido precisamente por este Gobierno durante los últimos meses”.

Memorándum social y Blumel

En el interior de la arista de las demandas surgidas durante el estallido y la memorándum social, Maldonado dijo que la prioridad es que “se acabe la Constitución de Pinochet, que se acabe esta transición eterna, donde tuvimos 17 años de dictadura y luego 30 años de la transición de la dictadura. Luego debemos tratar de buscar diálogo con todos los actores y también hablar con el Gobierno los problemas de la gente, si algún día está disponible”.

Sin requisa, a madurez de Maldonado, en estos momentos el “Gobierno completo está demostrando su falta de capacidad para entender la crisis y ofrecer soluciones completas en todas las dimensiones”.

En la misma sintonía que su colega radical, Elizalde sostuvo que “existe todavía una deuda social, eso no obsta que necesitamos propuestas más específicas, porque el Gobierno no dimensiona lo que ha ocurrido en Chile. Vamos a insistir en entendimientos que ayuden a dar solución a los problemas que tienen los chilenos (…). Tenemos varios documentos que hemos hecho públicos, pero todavía falta mucho por avanzar para garantizar un triunfo categórico para dar respuestas sociales a las demandas ciudadanas”, añadió.

En ese ámbito, el timonel PS igualmente cuestionó la figura del ministro del Interior Gonzalo Blumel. Si proporcionadamente admitió que es una “figura incómoda para los sectores más duros del Gobierno”, enfatizó igualmente que tiene una “pésima evaluación” de lo que ha sido la mandato del cabecilla de ministerio en trámite de orden notorio y en temas de Derechos Humanos.