Hermanitos salían a la calle para tomar sus clases en línea y les regalan una laptop

0
116

Mucho se deje de beneficiarse la tecnología, los adelantos y plataformas que ahora tenemos, sobre todo con las clases virtuales a las que ha obligado la pandemia de Covid-19, pero la efectividad es que no todos tienen el comunicación a un equipo o a una señal de internet, y más en algunos casos cuando no se tiene ni siquiera una televisión para seguir las clases virtuales, por lo que millones se las deben discurrir para no dejar sus estudios y lo intentan con los medios a su talento, lo que los convierte en un gran ejemplo para todos.

En la calle Miramontes de la demarcación de Coyoacán, en la Ciudad de México, cierto encontró a Diana y a Miguel, un par de hermanos que utilizaban un teléfono para seguir sus clases virtuales, pero como en su casa no tienen el servicio de internet por su precaria situación económica, salen a la calle en indagación de “señal”, y para ello se acercan a un poste que tiene cámaras de seguridad de la policía recinto que operan con wifi, y pues ahí aprovechan para poder conectarse, aunque tienen que estar sentados en la taburete.

Leonarda y Miguel son los padres de los niños que cursan el segundo y el botellín año de primaria, y se dedican a la saldo de tacos de canasta en las calles. El padre explicó que con la saldo no alcanza para comprarles un equipo ni respaldar por tener internet en su casa, adicionalmente de que como los dos tienen que salir a trabajar no pueden dejar a los pequeños solos en casa y se los llevan con ellos, y mientras ellos venden tacos los menores aprovechan el tiempo y el wifi para tomar sus clases.

Luego de que las personas vieron esta novedad a través de la televisión, no faltó quien acudiera a esa calle para regalarles lápices, pegamento y otros efectos escolares a los dos niños, y adicionalmente una clan les regaló una laptop para que les sea más tratable tomar las clases y hacer las tareas. Este tipo de casos se han vuelto comunes y afortunados en el que las historias se comparten a través de redes sociales, o como en este caso, de un noticiero, y de inmediato la concurrencia acude a ayudar, y qué bueno que así suceda.

El mismo noticiero regresó al ocasión para ver las cosas que les habían llevado a estos dos pequeños, lo que es de gran ayuda para los padres, porque sería muy complicado que reunieran el parné para comprar una computadora, pero como expresaron algunos usuarios de Twitter en sus comentarios a la publicación, por fortuna todavía hay concurrencia buena que tiene mejores condiciones de vida y es capaz de ayudar a quienes atraviesan por circunstancias más complicadas.

Estas informativo son de las que da complacencia compartir, porque nos demuestran que a quienes se esfuerzan, a pesar de lo complicadas que puedan ser las cosas, tarde o temprano les llega su galardón, como a este par de hermanitos. Tal vez pienses que una computadora no es mucho o que no cambia nulo, pero no se trata solamente de las cosas materiales, sino de lo necesaria que era para ellos en su formación y ampliación de conocimientos, y quién sabe, gracias a este regalo tal vez en unos abriles veamos a grandes médicos, arquitectos, diseñadores, etcétera. No lo sabemos, pero un pequeño esfuerzo puede cambiar la vida de una persona, así que no dejes de compartir y ayudar.