Hermano de Sergio Aburto Baeza, asesinado por error por el FPMR, responsabiliza al “Comandate Emilio”

0
706
loading...

El viernes 28 de abril de 1989, a las 22:30 horas, pasaje Bucalemu con Ramón Cruz, en la Villa Frei de la comuna de Ñuñoa, miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) asesinaron por error a Sergio Roberto Aburto Baeza, pensando que habían ultimado al Comandante de Flotilla (r) de la Fuerza Aérea de Pimiento, Roberto Fuentes Morrison.

En el capítulo 23 del texto “Tributo a nuestra Nación” que lleva por título “Los asesinos siempre se equivocan“, escrito por el comisario (r), Jorge Barraza, entonces jerarca de la desaparecida Equipo Investigadora de Organizaciones Criminales (BIOC) de la Policía de Investigaciones, relata lo sucedido.

“En esos momentos Sergio Roberto Aburto Baeza, de 28 años, caminaba hacia su casa donde lo esperaba su esposa y un hijo de 3 años. Tenía una vida tranquila este contador, dueño de dos pequeños Kioskos en la villa. Sorpresivamente se le deja caer el infierno. Es ametrallado brutalmente y en el suelo rematado con dos tiros. Es el grupo terrorista FPMR operando en la noche santiaguina, arrancando del lugar con la adrenalina en alto y contentos de haber ultimado a Roberto Fuentes Morrison”, detalla el escrito.

“Sergio Roberto Aburto Baeza era un vecino que vivía a menos de 100 metros del domicilio de Fuentes y el único parecido que tenía con él, era su estatura y su nombre. Los asesinos se habían equivocado. Cuarenta días después el comando asesino embosca una nueva víctima de su furor homicida, esta vez sobre seguro. El 9 de junio de 1989, a las 08:45 horas el FPMR asesina al Comandante de Escuadrilla (r) de la Fuerza Aérea de Chile, el señor Roberto Fuentes Morrison, padre de 3 hijos, amigo de sus amigos y propietario de unos cojones poco comunes en esta larga y angosta faja, para dar cara y responder de sus actos ante la justicia”, remata Barraza.

En momentos en que se discute sobre la extradición de Raúl Escobar Poblete, el “Comandante Emilio”, procesado por el homicidio del senador Jaime Guzmán y quien fue detenido en México, y las miradas están puesta en su pareja Marcela Mardones Rojas; Renato Aburto, hermano del adolescente comerciante acribillado por el FPMR, reflexiona: “Quizás la connotación de la muerte de Guzmán tenga una cobertura extensa por diferentes intereses, pero mi hermano fue asesinado de la misma manera que Guzmán (acribillado) por los mismos asesinos y aún no he escuchado a nadie decir unas palabras por mi hermano, que quizás era sólo un micro empresario y no un senador, pero la vida no se mide por las embestiduras por cuanto todos en algún momento nos desprenderemos de ellas”.

“Al menos en mi caso le debo a mi hermano estas palabras y este intento para que su memoria después de casi 30 años quede inmaculada y por fin se haga justicia. Mi consuelo es que estas ‘personas’ deben vivir toda su vida mirando sobre sus hombros y sus hijos heredarán su legado de violencia y maldad, ese será su real castigo”, declara a El Mostrador.

“Descansa en paz hermano querido”, concluye.

Retener

loading...