Héroe: lo bajaron del avión por darles tragos gratis a sus amigos en clase económica

0
125

Robin Hood robaba hacienda a los ricos para repartirlo entre los pobres, y sin duda es uno de los actos más benévolos de los que podríamos oír. Sin confiscación, un mancebo hizo lo mismo en un revoloteo de American Airlines al regalar bebidas a sus amigos.

El pasajero bondadoso viajaba en primera clase y sus amigos lo hacían en la linde económica, y se las ingenió para darles bebidas gratuito durante el revoloteo. Lamentablemente fue descubierto y pagó muy parada el precio… ser vetado de por vida de la aerolínea.

Pese a todo, esta historia y este hombre tienen que ser recordados por nosotros, sobre todo por aquellos que tienen amigos de verdad, esos que sabes que harían lo mismo que tú.

Mr. bean

Uno de los testigos de lo ocurrido fue la escritora del sitio The Points Guy, Katie Genter, quien estuvo en el revoloteo de Filadelfia a Atlanta el fin de semana pasado. Ahí es donde ella presenció que un hombre estaba sentado en primera clase, dispuesto a no desamparar a sus mejores amigos.

Amigos

Según la escritora, el nuevo héroe ordenó dos “shots dobles en las rocas”, pero la azafata le dijo que solo podía pedir una bebida a la vez. El hombre entonces pidió uno para él y otro para su compañera de asiento, quien en efectividad no estaba interesada en un cóctel antiguamente del revoloteo.

Con sus dos bebidas en la mano, el fuerte protagonista fue a llevarlas a sus amigos a la parte trasera, pero su cara benévolo fue interrumpido por una azafata que le dijo que tenía que permanecer en primera clase. Le dijo a la azafata que iba a usar el baño, pero ella le informó que había un baño en primera clase.

Robin Hood

Fue entonces cuando él le envió un mensaje de texto a sus amigos para que acudieran a la primera clase y tomaran sus bebidas; asimismo fueron detenidos por una azafata antiguamente de que pudieran salir a la primera clase.

Al final, el Robin Hood de los aviones fue expulsado del revoloteo adecuado a la Regulación Federal 121.575 que dice: “ninguna persona puede tomar ninguna bebida alcohólica a bordo de un avión a menos que el titular del certificado que opera el avión le haya servido esa bebida”.

Aplausos

Este estimable hombre solo estaba tratando de compartir con sus amigos los privilegios que le habían sido otorgados.