Héroe: pegó anuncios por toda la ciudad para conseguir una cita… una modelo le contestó

0
236

Cuando las fotografías y perfiles de redes sociales están sobrevaloradas, este hombre pegó anuncios en la calle para conseguir una cita formal y logró salir con una bella maniquí.

Las aplicaciones para conseguir citas han engañado a muchos y Ned creyó que era tiempo de retornar a lo central. Con mucho ingenio y la ayuda de hojas de papel impresas con sus datos personales, este hombre consiguió encontrar la cita perfecta para una fiesta formal de su fraternidad.

Con la tecnología al ámbito de casi todos, las personas ya no se fían tanto de las imágenes y fotografías que ven en las redes sociales o en aplicaciones para conseguir citas. La cántico del fotoshop se ha convertido en una trampa para muchos varones que han sido engañados cuando conocen a las chicas que se veían tan hermosas en sus perfiles virtuales.

Ned es un estudiante de 28 abriles de la Universidad de Columbia que se estaba preparando para una fiesta formal de su fraternidad. El problema es que Ned se la había pasado quemándose las pestañas para obtener buenas calificaciones. Concentrado en sus estudios, como todo buen hombre, había perdido contacto con el mundo exógeno y con las mujeres.

La plazo de la fiesta se acercaba y Ned tenía que conseguir una cita para ir acompañado, pero en sinceridad no confiaba mucho en conseguir citas a través de medios virtuales:

Siento que Tinder está basado, muy basado en imágenes y no es poco tan cabal… No creo que fuera bueno para mi auto-estima.

Así que en extensión de tener que usar sus mejores fotos en las aplicaciones virtuales, Ned consiguió ayuda de uno de sus compañeros de clase y crearon un pequeño póster con la información de Ned y una graciosa imagen que combinaba su rostro con el cuerpo de un sireno.

¿Maniquí luchando? ¿Nena dulce sin empleo? No busques más… Estudiante de Columbia investigación una cita formal para la velada del 12 de diciembre. Contáctame en Instagram con la respuesta a este rompecabezas: ¿qué te pertenece pero otros lo usan más que tú?

En ese diminuto póster mencionan las características que se buscaban en la chica como ser fotogénica, ecléctica, educada, viejo de 21 abriles o con una identificación falsa y que no fuera un súcubo. Pero incluso agregaron datos sobre Ned como poseedor de un gran corazón, incapaz de ser un adulto serio y no tener síndrome de estrés postraumático por deber estado en el ejército.

Ned colocó anuncios a lo lagro de Manhattan, especialmente cerca de gimnasios y agencias de modelaje. Una logística de mercadeo graciosa que resultó ser efectiva, pues la maniquí Anna Besedina recibió una foto del anuncio y como le pareció tan sincero como divertido, contactó a Ned.

No se sabe si Anna logró resolver el pasatiempo, pero ella se interesó porque nunca había ido a una fiesta formal de fraternidad y creyó que sería una buena oportunidad de hacerlo.

Anna revisó el Instagram de Ned y se puso de acuerdo con él para encontrarse antiguamente de la fiesta en un bar cercano a la fraternidad. Por supuesto que Ned quedó más que impresionado al darse cuenta de la belleza de Anna y a ella por lo menos no le causó asco, así que ya tenía delantera.

A posteriori de unos cuantos tragos, Anna y Ned se fueron a la fiesta formal y tuvieron una perplejidad muy divertida. Al final del evento, Ned pidió un Uber para Anna y la cita terminó con un ataque.

Este puerco alfa mostró que combinar honestidad y buen humor pueden dar grandes resultados. Salió a apañarse cobre y encontró oro.