Hezbolá acusa a los extremistas islámicos de la muerte de su jefe militar en Siria

0
447
loading...
loading...

AFP

El régimen de Bashar al Asad y el Hezbolá designan como “takfiris” (fielmente, los que acusan a otros musulmanes de abjuración) a los grupos yihadistas o islamistas radicales sunitas implicados en la combate en Siria.

El Hezbolá no precisó sin requisa el nombre de ningún corro entre las numerosas formaciones armadas sunitas presentes en el país en refriega.

La zona del aeropuerto de Damasco donde, según el Hezbolá, se produjo el fuego graneado está en manos del ejército sirio, con una resistente presencia de combatientes del partido y de los aliados iraníes. La primera posición refractaria se encuentra a 7 km, en la Guta uruguayo.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahmane, declaró el sábado a la AFP que “ningún disparo de artillería había sido registrado en las últimas 72 horas de la Guta hasta la zona del aeropuerto”.

– ‘Permanecer el combate’ –

Los resultados de la investigación reforzarán nuestra determinación y nuestra voluntad a avanzar el combate contra estas bandas criminales y a derrotarlas. Era el deseo y la esperanza de nuestro querido mártir“, añadió el comunicado de Hezbolá.

El movimiento chiita, que libró una exterminio contra Israel en 2006, suele chivarse a este país del homicidio de sus jefes pero en esta ocasión no lo ha hecho.

Hezbolá es el enemigo delegación de Israel y es considerado una “organización terrorista” por Estados Unidos. Se ha convertido en blanco de los insurgentes y yihadistas desde su entrada en combate en Siria en apoyo a las tropas del régimen.

Según una fuente de seguridad siria, la arrebato se produjo el jueves por la confusión en una nave cercana al aeropuerto de Damasco en la que se hallaba Badreddine.

No se tiene constancia del sobrevuelo de aviones sobre la zona antiguamente de la arrebato y nadie sabía que Badreddine se encontraba en el oportunidad, informó esta fuente a la AFP.

El aeropuerto y sus alrededores forman parte de la zona de combates de Sayeda Zeinab, un espacio importante de peregrinación chiita situado a 10 km de Damasco.

La carretera del aeropuerto es considerada razonablemente segura respecto a otros frentes de exterminio en Siria, y ha sufrido pocos ataques en los últimos dos abriles.

Badreddine, de unos 55 abriles, estaba al mando de las operaciones de su movimiento en Siria, en combate desde hace cinco abriles entre las tropas del régimen, los rebeldes y los yihadistas.

Es uno de los cinco miembros de Hezbolá inculpado de la homicidio de Rafic Hariri, ex primer ministro libanés asesinado en un atentado en Beirut en 2005. Adicionalmente, el Fisco de Estados Unidos asimismo le había impuesto sanciones.

Badreddine había reemplazado en el cargo de comandante marcial a Imad Moughniyé, que estaba buscado por la Interpol y Estados Unidos por una serie de atentados y secuestros. Badreddine fue enterrado al sur de Beirut, feudo tradicional de Hezbolá, próximo a su predecesor.

Fuente:T13.cl

loading...