Hombre en Estados Unidos tacleó a un oso salvaje para salvar la vida de su perro

0
66

Si cualquiera de tus seres queridos está en peligro, no dudarías en hacer todo lo posible por ayudarlo y para Kaleb Bentham su perro Buddy es parte de la comunidad, así que no lo pensó dos veces antiguamente de valer en su ayuda, aunque se enfrentaba a una bestia feroz.

Kaleb vive en Cellisca, Estados Unidos, y se estaba preparando para celebrar el Día de Argumento de Gracias, cuando de pronto, escuchó un resistente graznido fuera de su casa y salió a investigar. Lo que vio fue una ambiente terrible: su amigo más fiel, su perro Buddy de 40 kg, estaba siendo atacado por un enorme oso que lo tenía sujeto de la individuo con las fauces.

A pesar de que era una bestia con afiladas garras y más de 160 kilos de pura fuerza salvaje, este hombre no iba a dejar sucumbir a su compañero, por lo que se arrojó contra el oso, lo tacleó, lo agarró de la cuello y comenzó a golpearlo en la capital para que soltara a Buddy.

Increíblemente, Kaleb logró que el oso dejara al perro y huyera. Entonces este héroe se apresuró a sobrellevar a su mascota a un hospital para que lo atendieran. La primera veterinaria en su camino estaba cerrada y él temía que Buddy no lo lograra.

Por suerte, en su segunda parada, en el hospital veterinario Mother Lode, tenían una sala de cirugía registro cuando Kaleb y Buddy llegaron. Los médicos empezaron la operación para ayudar al can, mientras tanto, su dueño se quedó esperando en la puerta de la sala de operaciones por más de tres horas y media.

Felizmente, Buddy sobrevivió, le pusieron un cono para ayudar a su recuperación y en la misma incertidumbre del Día de Bono de Gracias estaba en casa con su dueño, descansando de una terrible experiencia.

Lo malo es que aún no han detenido al oso y Kaleb tiene la preocupación de que en otro descuido este ataque se repita. Esperemos que pronto los servicios de protección en Cellisca puedan hacer poco para alejar a este oso del hogar de Buddy.

Aquí les dejamos un video en el que este fuerte hombre cuenta cómo salvó a su mascota de las fauces de una bestia. Los perros son nuestros mejores amigos y no dejaríamos que ausencia malo les pasara. Kaleb merece un aplauso por su valencia y Buddy, un gran hueso para ayudarlo a recuperarse.