Hombre que vivía en la calle recibe 17 000 dólares para una casa y rompe en llanto

0
34

En todo el mundo existen personas que por diversas situaciones se han quedado sin carencia y tienen que residir en la calle, a la retraso de conseguir poco para engullir. Muchas de ellas piensan que retornar a existir bajo un techo es un sueño muy porvenir, a menos que se encuentren con cierto de gran corazón que haga todo lo posible por ayudarlas y que a la vez le dé esperanza a toda la humanidad de que todavía somos capaces de distinguir el dolor ignorante y hacer poco para aliviarlo.

Phillip Vu es un zagal de 24 abriles que se la pasa viajando por Estados Unidos y vive en su automóvil para no desgastar tanto, pero en uno de sus viajes conoció a Mike, de 46 abriles, quien se ofreció a afanar los vidrios de su coche. Aunque al principio el zagal se negó, luego de verlo un rato solo en la calle, decidió acercarse para comprarle poco de comida. Luego de conversar un rato, se hicieron amigos y ahí inició una tierna historia.

Mike le contó que su padre murió cuando él era pequeño y perdió contacto con su comunidad, por lo que desde muy imberbe tuvo que arreglárselas solo, lo que lo llevó a detener en varias ocasiones a la gayola, aunque no se han explicado las razones, y, finalmente, a tener que existir en la calle tratando de ganarse algunas monedas para comprar comida. En ese momento Phillip supo que debía hacer poco para darle una mejor vida a su amigo.

Se conocieron en New Haven mientras Phillip iba de paso a Nueva York, a una temperatura de 10 grados centígrados bajo cero, por lo que el damisela se dio cuenta de que la prioridad era darle un techo a este hombre y puso manos a la obra. Dejó de alucinar, lo que había hecho durante ocho meses, organizó una campaña para reunir fondos para Mike y luego de dos meses, reunió 17 000. dólares.

Esa fue probablemente una de las mejores experiencias de mi vida. Cuando emprendí este alucinación hace ocho meses, cuando salí de casa para morar en mi automóvil y hacer videos, mi sueño en varios abriles en el futuro era darle a una persona que se lo merece una suma de cuartos y cambiar su vida. Nunca me hubiera imaginado que solo ocho meses a posteriori lo habría conseguido. Podemos ayudar a las personas sin hogar en los EE. UU., porque una vida cambió con solo 17 000 dólares. Podemos hacer una diferencia en la vida de estas personas.

Pensé que éramos dos caras de una moneda diferente. Los dos veníamos de entornos con dificultades y en algún momento decidí reconectarme con mi clan y él no lo hizo. Vimos puntos en popular hasta esa separación. Era como si estuviera viviendo mis sueños y me dijo que su sueño era delirar algún día. Él ha estado luchando por su vida y tratando de amparar a su novia y yo estoy viviendo en mi automóvil por ocio… Es un ser humano tan encantador y trabajador, y quiero humanizarlo.

-Phillip

Con el monises reunido, Mike podrá remunerar el arrendamiento de un área digno para morar por más de un año, así que se podrá concentrarse en encontrar un buen empleo. Tanto su amigo como las personas que se conmovieron con esta historia y decidieron cooperar para ayudarlo le dan regalado una oportunidad para transfigurar su vida totalmente. Tal vez no es tan difícil hacer poco bueno por las personas que más lo necesitan, y tú todavía puedes lograrlo.