Iglesia toma medidas por el coronavirus: Arzobispado de Santiago llama a seguir misas por radio, televisión e internet

0
149

Con el fin de contribuir a la lozanía pública del país en el contexto de la emergencia por el coronavirus, el Arzobispado de Santiago informó sobre las nuevas medidas que tomó a partir de esta trayecto, entre las que se destaca la realización de misas por radiodifusión, televisión e internet.

Igualmente se recomendó no sufrir a límite la eucaristía diaria con convocatoria superior a cinco personas y matrimonios en grupos pequeños.

“Se solicita encarecidamente a los fieles seguir la misa por radio, televisión y/o internet” fue el mensaje que el Arzobispado de Santiago incluyó en lo que respecta a las medidas de prevención en el contexto de la expansión del COVID-19, en la que todavía entregó otras recomendaciones en cuanto a la realización de las misas: “Desde hoy, lunes 16 de marzo de 2020, se pide a los sacerdotes que la eucaristía diaria –incluida la dominical- se celebre en grupos reducidos, no superiores a cinco personas”.

“Si el sacerdote lo considera prudente, podrá decidir realizar la celebración de forma privada. Según la evolución de la crisis, estas medidas podrían modificarse, llegando incluso a la suspensión temporal de la celebración pública de la misa”, señaló el Arzobispado.

Otro de los puntos dice relación con los velorios, en donde la entidad ecleciástica invitan “a las iglesias a seguir prestando este servicio con acogida y disposición. También pedimos que los responsos se celebren de una manera simplificada y en grupos pequeños, siempre en diálogo con las familias, proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice”.

Por otro flanco y en relación con catequesis, se afirma que “se deben suspender temporalmente las catequesis presenciales, como también charlas, encuentros formativos, conciertos, conferencias o eventos de carácter similar, en templos y dependencias diocesanas”.

Entre otros aspectos el arzobispado agrega que “se invita a tener abiertos los templos para que todos los fieles que lo deseen puedan orar personalmente, y para que se atienda a las personas que por razones de fuerza mayor lo requieran”, adicionalmente, y en lo que dice relación con el trabajo de los sacerdotes, la entidad menciona que ” se pide a los sacerdotes estar especialmente disponibles para atender a los enfermos, haciéndolo con prudencia, evitando así ser agentes de contagio.

La arquidiócesis irá actualizando su información en la medida que se requiera, mientras que respecto de las celebraciones de Semana Santa, el Arzobispado de Santiago comunicará próximamente recomendaciones.