Incapacidad para propiciar diálogo intercultural: las razones de los Pueblos Originarios para pedir la renuncia del secretario ejecutivo de la Convención puesto por el Gobierno

0
92

A una semana de la primera sesión de la Convención Constituyente, los integrantes pertenecientes a los Pueblos Originarios (PP.OO.) emitieron una dura testimonio, para exigir la renuncia del secretario ejecutor de la dispositivo de Secretaría Administrativa de la Convención Constituyente, Francisco Carrasca.

Carrasca (Evópoli) fue prestigioso en el cargo a mediados de mayo por el ministro Secretario Común de la Presidencia (Segpres) Juan José Ossa, luego de que el Presidente de la República decidiera en enero que la Segpres sería la cartera encargada de prestar apoyo técnico, funcionario y financiero tanto para la instalación como el funcionamiento de la Convención.

A través de un comunicado, los constituyentes de las “primeras naciones” aseguran que “en la última reunión, Francisco Encina mostró una falta de voluntad en el cumplimiento de compromisos adquiridos en reuniones previas con el ministro y subsecretario de la Segpres, demostrando su falta de capacidad de diálogo intercultural”.

Bajo esa consigna “hemos requerido constantemente que la secretaría técnica ponga a nuestra disposición intérpretes de nuestros idiomas durante la ceremonia de investiduray en general durante la convención constitucional, derecho garantizado en la Declaración de Naciones Unidas de Derechos de los Pueblos Indígenas”, señala la manifiesto de los constituyentes, en la que la curandero Francisca Linconao exigió estar acompañada por su Zugu Machife y por su Yancan adecuado a su rol de autoridad atávico.

Lo mismo comunicó Isabella Mamani, que como warmi (mujer) del pueblo aymara va a realizar una ceremonia antiguo convocatoria phawa, donde es fundamental la dualidad de “chacha warmi” (pareja” y la presencia de hojas de coca y otros utensilios.

Se solicita al Gobierno las facilidades para realizar estas actividades, donde se le pide permiso a “la pachamama (madre tierra), tata willka (padre sol), mallkus y t’allas (cerros protectores), y a los ancestros para que el trabajo de la convención sea fructífero y en armonía de todos los pueblos”.

Volvamos a la confesión. “Finalmente, y fuera de todo plazo razonable, se comunicó la negativa a todas nuestras peticiones por parte del señor Encina, corroborando su nulo compromiso por cumplir con los estándares mínimos garantizados en la participación de las primeras naciones en el proceso constitucional”, explican.

Al tiempo que se exige la renuncia de Carrasca, se solicita el proclamación de “un nuevo secretario ejecutivo”y que se cumplan “nuestros requerimientos de manera inmediata”.

“No cumplir esto pone en riesgo la asistencia y participación de las primeras naciones en la ceremonia de instalación”, finaliza el comunicado.