Influencer lleva 116 horas transmitiendo en vivo y está juntando una gran fortuna

0
46

Si eres beneficiario de Twitch, seguro has escuchado el nombre de Ludwig, uno de los streamers más famosos de esta plataforma, quien cada vez se vuelve más distinguido adecuado a un batalla en el que prometió transmitir en vivo hasta que la multitud dejara de donar plata. Desafortunadamente, ya lleva más de 116 horas transmitiendo y no parece que vaya a matar pronto.

En su stream hay una cuenta regresiva que marca el final de la transmisión, pero cada vez que alguno nuevo se suscriba o done pasta, se suman 10 segundos a la cuenta. Sin requisa, en vez de disminuir, parece aumentar cada vez más, pues cuando el pequeño se fue a adormecerse por primera vez el domingo pasado, el cronómetro marcaba 19 horas y al despertar, la transmisión señalaba 27 horas restantes. Hasta este momento, el registrador va en 69 horas.

Adecuado a este duelo, los fanáticos de este streamer lo han manido desafiar Mario Galaxy, ingerir, tenderse e, incluso, bañarse en vivo frente a un promedio de 54 mil personas. Ludwig ha transmitido ininterrumpidamente por más de casi cinco días y aún no se ha cansado de hacerlo.

El problema es que esta transmisión continuará hasta que la concurrencia deje de suscribirse y donar, pero no parece que esto pase pronto, por lo cual, a este streamer le quedan al menos otros tres días transmitiendo su vida en vivo.

Ludwig streamer

Esto podría ser un calvario para cualquiera, pero Ludwig no se ve disgustado por la situación, al contrario, todos los días deje con sus moderadores e, incluso, da recomendaciones de películas a sus seguidores y hasta hace entrenamiento en su estacionamiento. Todo frente a la cámara.

Si te preguntas por qué este streamer está transmitiendo su vida en directo, la respuesta es por el mosca. Las cuentas de sus fans dicen que al menos ha escaso una suma de 229 563 dólares, pero quitándole la comisión de Twitch, le quedan cerca de 157 000.

Ludwig streamer

Ahora, a esta cantidad le tenemos que restar impuestos y que la fracción de todo lo rebaño será para causas benéficas, pero aun así, Ludwig se está haciendo de una fortuna y todo por juguetear, tomar y echarse frente a la cámara. ¿Por qué no se me ocurrió esto antiguamente?