Informe ICOVID advierte aumento en hospitalización y mortalidad de mayores de 70 años, pese a la alta cobertura de la vacunación en este grupo

0
61

Un nuevo referencia ICOVID reveló -con datos hasta el 26 de junio- una importante disminución de 17% en la carga doméstico, con 20,3 casos nuevos promedio por 100 mil habitantes. Sin secuestro, a pesar de esta importante reducción que se constata en las últimas tres semanas -tanto a nivel doméstico como regional- este indicador continúa en rojo, superando dos veces el valencia que permite salir de dicho color.

El estudio de esta semana indica que ocho regiones se sitúan entre una carga inferior a 20 casos y cuatro sobre 30 casos, estas últimas son: Los Ríos (48,2 casos nuevos por 100 mil habitantes), Aysén (39,9 casos nuevos por 100 mil habitantes), Arica y Parinacota (34,9 casos nuevos por 100 mil habitantes) y Atacama (30,3 casos nuevos por 100 mil habitantes).

Por otra parte, la tasa de transmisión (R efectivo) alcanza un valencia de 0,83 (color amarillo), que representa 15% de disminución respecto a la semana antedicho. Si este indicador, que mide el número de personas que contagia en promedio cada caso o persona infectada, registra un valencia último que 1, especialmente último a 0,8, indica que la transmisión está bajando y los casos irán disminuyendo.

Al respecto, el prorrector de la Universidad de Pimiento, Alejandro Jofré, enfatizó que “los indicadores muestran aún una situación delicada de la pandemia, que se ve reflejada en los adultos mayores, la capacidad UCI, y la necesidad de reforzar la vacunación en los jóvenes. Esto, sobre todo en momentos en que las variantes pueden intensificar su efecto”.

Testeo y trazabilidad

En la dimensión de testeo se constata una disminución en el número de PCR realizados a nivel doméstico (-17% desde inicios de junio), alcanzando un valencia de 19,2 exámenes por mil habitantes en la semana analizada. Esta disminución en los test se observa en todas las regiones del país, destacando una víctima considerable en la Región Metropolitana (14,9 exámenes por mil habitantes).

Sin requisa, “a pesar de la disminución en el testeo a nivel nacional, observamos una baja consistente en la positividad desde fines del mes de mayo llegando a un valor de 8% en la última semana, lo que representa una disminución de 20% respecto a fines de mayo”, se detalla en el referencia.

Tres regiones mantienen una positividad sobre 10% (color rojo): Los Ríos, con 11,8%; La Araucanía con 10,3%; y la Región Metropolitana con 10%.

En la dimensión de trazabilidad, el indicador de consulta temprana se mantiene en 54% a nivel doméstico (últimos datos disponibles para la semana entre el 6 y 12 de junio), con los títulos más bajos registrados en las regiones de La Araucanía (50,1%) y Aysén (46,1%).

Por su parte, el indicador de tiempo de examen y laboratorio alcanza 75% (últimos datos disponibles de la semana entre el 13 y 20 de junio), manteniendo una clara tendencia al plataforma desde fines de marzo, cuando su valencia era cercano a 55%. En regiones, “vale la pena notar la crítica situación de Atacama, donde apenas 39,7% de los exámenes están siendo notificados antes de 24 horas de la toma de muestras. Esta situación hace evidente la necesidad de fortalecer las capacidades diagnósticas en la región para un diagnóstico oportuno”, releva el equipo de ICOVID Pimiento.

Mientras que el indicador de confirmación temprana de casos continúa la tendencia registrada desde abril, con 52% a nivel doméstico (últimos datos disponibles para la semana entre el 30 de mayo y 5 de junio). En regiones se observan títulos entre 46,2% (Aysén) y 55,5% (O’Higgins).

Sistema hospitalario en estado crítico

Pese a la tendencia a la disminución de pacientes críticos, el sistema hospitalario se mantiene en estado crítico, con una ocupación UCI de 93,3% a nivel doméstico (color rojo), con merienda regiones sobre 85% (color rojo), y nueve de ellas superando el 90%. Hay situaciones particularmente críticas en las regiones de Atacama, Valparaíso, Metropolitana y Los Ríos, con cifras sobre 95%.

Por otro flanco, se observa una clara tendencia a la reducción del uso de camas UCI por pacientes COVID, con 67,8% para la semana analizada a nivel doméstico. En regiones todavía se ven disminuciones importantes, sobre todo en la zona centro y sur, sin requisa, Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo y Los Ríos mantienen niveles estables, sin claras disminuciones, mientras Atacama muestra aún una tendencia al plataforma.

Al desglosar este postrer indicador por grupos etarios, preocupa que persiste el incremento en la ocupación UCI por pacientes COVID de 70 abriles o más (444 de 482 casos promedios diarios), mientras que para el agrupación etario entre 50 y 69 abriles (de 1.388 a 1.441). “En contraste, se consolida una disminución de pacientes UCI en el grupo de menores de 50 años (de 1.363 a 1.177), este grupo de menor edad es el que está explicando en mayor medida el efecto de reducción en la carga hospitalaria global”, se explica en el documentación.

En este punto, Cristóbal Cuadrado, escolar de la Escuela de Vigor Pública de la Universidad de Pimiento, enfatizó en que “si bien hay una tendencia a la reducción de la transmisión comunitaria, ésta todavía está afectando de manera muy severa a grupos de más riesgo, particularmente a los adultos mayores. Aún tenemos una altísima tasa de ocupación a lo largo del país, generando un gran estrés al sistema hospitalario. Necesitamos reforzar nuestras estrategias de mitigación de la pandemia. La vacunación es un pilar fundamental, pero no puede ser la única estrategia con la que la enfrentemos”.

A esto, el experimentado agregó que “requerimos además mantener las medidas de cuidado, distanciamiento físico, uso de mascarillas, disminución de la movilidad, aplicar medidas más restrictivas en lugares en que sea necesario. Esto, porque si no apretamos las medidas epidemiológicas actualmente, situación en la cual vamos a la baja, perderemos una oportunidad única de avanzar a tener los primeros territorios libres de COVID-19, como lo podría ser, por ejemplo, la región de Magallanes”.

Campaña de inmunización

La cobertura del plan de prevención en la semana analizada alcanzó 52,8% de la población entre 18 y 49 abriles con ambas dosis, una mejoría cercana a 10% respecto a la semana antedicho, pero aún allá de ser suficiente, ya que este asociación es el más importante para “focalizar los esfuerzos de vacunación, dado que representan la mayor actividad laboral, movilidad y concentra los indicadores más altos de casos”, se advierte en el noticia.

Para los grupos entre 50 y 69 abriles y mayores de 70 abriles se observan comportamientos similares: 86% de cobertura de la segunda dosis, con aumentos marginales respecto a las últimas semanas.

Al analizar por regiones, Arica y Parinacota, Antofagasta, Tarapacá, Atacama, Coquimbo, Los Lagos y la Región Metropolitana son las que mantienen los niveles de cobertura más bajas, menores a 50%. Las cifras más bajas de cobertura se registran en Tarapacá (40,8%) y el más suspensión en Magallanes, que ya ha conseguido inocular a un 61,9% de su población total.

Mortalidad

El indicador de mortalidad, que agrupa personas fallecidas confirmadas y sospechosas a partir de datos oficiales del DEIS, con la última información habitable entre el 13 y el 19 de junio, registra 1.016 muertes por COVID-19. De estas, 631 corresponden a personas de 70 abriles y más (aumento de 39,3% desde principios de mayo), 299 para el orden entre 50 y 69 abriles (aumento de 4,5% desde principios de mayo), y 86 muertes en menores de 50 abriles (disminución de 8,5% desde principios de mayo).

“Si bien la tendencia al alza de la mortalidad es menos pronunciada respecto al mes de mayo, sigue siendo preocupante el aumento de las defunciones en los mayores de 70 años, aun cuando este grupo cuenta con una alta cobertura de vacunación”, finaliza el reporte.