Informe ICOVID alerta por alza de nuevos casos de Covid-19 en regiones del extremo norte

0
61

El equipo ICOVID Pimiento, iniciativa liderada por la Universidad de Pimiento, la Pontificia Universidad Católica de Pimiento y la Universidad de Concepción, presentó su referencia número 57 con investigación y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el sábado 18 de septiembre de 2021, proporcionada a través de un convenio con el Servicio de Salubridad y el Ocupación de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Según el postrero documentación de ICOVID Pimiento, el indicador de carga estimado a nivel doméstico fue de 2,3 casos nuevos de covid-19 por cada 100 mil habitantes en la última semana observada, quedando en color amarillo. Adicionalmente, los y las investigadoras señalan que «viene a surtir la tendencia de títulos estimados del 2,3 y 2,1 de la semana previo y dos semanas anteriores, lo que es impresionado por la relativa estabilidad del indicador en la Región Metropolitana”.

No obstante, a nivel restringido, esta semana algunas regiones del extremo norte presentan alzas preocupantes. La región de Arica y Parinacota, en primera instancia, presenta «un importante incremento en la carga de un 39% respecto a la semana pasada, y de un 290% respecto a la semana precursor, volviendo a estar en un valencia estimado sobre 10, que marca un límite de detención peligro».

En el observación, la siguen las regiones de Tarapacá y de Antofagasta, quienes tienen un incremento respecto a la semana precedente en torno al 50% y de 29%, con títulos que alcanzan el rango entre 5 y 10. Mientras, las demás regiones, aunque en su mayoría presentan leves alzas, se mantienen con títulos de carga bajo 5.

Frente a este panorama, la ingeniera y vicerrectora de Investigación y Mejora de la Universidad de Concepción, Andrea Rodríguez​, enfatizó en que «los indicadores de la semana del 12 al 18 de septiembre llaman a la precaución. Aunque a nivel doméstico la carga -definida como el número promedio de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes- se mantiene suficiente estable, conveniente a la relativa estabilidad en las regiones de veterano población, este indicador tiene una incremento importante en el norte del país, en regiones como Arica y Parinacota y Tarapacá. Esta última región, adicionalmente, presenta menores niveles de cobertura de prevención respecto a otras regiones».

En la misma renglón, la epidemióloga y académica del Área de Salubridad Pública de la Pontificia Universidad Católica de Pimiento, Paula Margozzini​, recalcó que “la mortalidad por covid-19 ha bajado en un 80% y las hospitalizaciones totales siguen mostrando una disminución intensa (caída semanal de 20%). Hemos llegado a un nivel de prevención completa del 71% de los 19,6 millones de chilenos, lo que ha contribuido mucho a esto. Sin secuestro, el extremo norte comienza a mostrar aumento de incidencia sostenido por dos semanas».

En tanto, el indicador de transmisión R, que mide el número de personas que contagian, en promedio, cada caso o persona infectada, donde un valencia de R longevo que 1 indica una pandemia en expansión, llegó esta semana a un valencia estimado que supera el 1 a nivel doméstico (1,06), mostrando un aumento del 6% respecto a la semana inicial y del 22% respecto de hace dos semanas.

De hecho, se detalla en el reporte, «esta semana todos las regiones presentan títulos de R sobre 1, pero especialmente preocupante son las regiones que alcanzan títulos sobre o igual a 1,2. Estas regiones, con sus títulos estimados, son la región de Aysén (1,5), Arica y Parinacota (1,4), Tarapacá (1,3) y Magallanes (1,2)».

En cuanto a la dimensión de testeo, el número de test PCR por mil habitantes registró una desvaloración a nivel doméstico, alcanzando 15,15, con una desvaloración de 4,7% respecto de la semana preliminar y de 10,1% respecto de 4 semanas antes. Es incluso la segunda semana consecutiva con tales descensos. «Recordemos que esta semana incluye un feriado por Fiestas Patrias, lo que históricamente se suele traducir en disminuciones parecidas», advierten los y las investigadoras en el reporte.

A nivel nave, a excepción de las regiones de Arica y Parinacota y de Biobío, con alzas respecto de la semana pasada de 12,4% y 0,3% respectivamente, todas las regiones registran disminuciones del indicador. Las mayores bajas semanales se registraron en las regiones de Tarapacá (18,6%), Atacama (14,0%), Los Ríos (14,0%), y O’Higgins (10,1%).

En tanto, la positividad a nivel doméstico registra esta semana un plataforma, revirtiendo la tendencia de varias semanas consecutivas a la víctima. El valencia atrapado a nivel doméstico es de 1,1%, comparado con 0,9% para la semana pasada, aunque aún por debajo del 1,4% de cuatro semanas detrás. «Todas las regiones tienen positividad inferior a 3%, es sostener, con el indicador aún en color verde en el semáforo ICOVID. No obstante, a excepción de Atacama, Ñuble, La Araucanía y Los Ríos, todas las regiones aumentaron su positividad», se lee en el noticia.

La región con longevo positividad para la semana fue Arica y Parinacota (2,4%, que representa un acrecentamiento de 74,5% respecto de la semana pasada) y aquella con el último valencia fue Magallanes (0,1%, un 7,9% superior a la semana pasada).

“En general, el aumento de positividad de algunas regiones puede explicarse por las bajas en el testeo, sin embargo, el aumento de positividad de Arica y Parinacota refleja un genuino aumento de incidencia de la enfermedad, ya que el testeo también aumentó en el mismo periodo en esa región”, explicaron los y las investigadoras.

De hecho, la académica UC Paula Margozzini recalcó que “es esperable que los brotes sigan ocurriendo, ya que uno de cada dos chilenos es susceptible a infectarse y están aumentando las variantes más contagiosas. Usar mascarilla en espacios cerrados, vacunarse, testearse y aislarse precozmente ante síntomas, es muy importante. Ayudemos a la trazabilidad, es su momento más efectivo para cortar brotes”.

En materia de trazabilidad, en tanto, el indicador de consulta temprana, el que calcula la proporción de personas que tuvieron una consulta médica en dos días o menos desde que iniciaron síntomas, mostró un aumento, llegando a un logro de 58% a nivel doméstico; en la misma tilde, el indicador de tiempo de examen y laboratorio, que mide el porcentaje de pruebas PCR que fueron informadas al Empleo de Lozanía en un día o menos desde la momento de toma de muestra, incluso muestra aumento llegando a 84% a nivel doméstico.

Mientras, el indicador de confirmación temprana de casos, que suma los tiempos de consulta temprana y laboratorio, y que se define como la proporción de personas sintomáticas sospechosas cuyo resultado de laboratorio de prueba PCR es informado a la autoridad sanitaria en el interior de tres días desde la data de inicio de síntomas, fluctuó de 56 a 57% en las últimas dos semanas de investigación a nivel doméstico.

Con respecto a la capacidad hospitalaria, el postrer referencia da cuenta que la ocupación doméstico de camas UCI por cualquier patología alcanzó 81,0%, con un descenso de 1,8% respecto de la semana pasada, y de 3,3% respecto de hace cuatro semanas, manteniéndose así en color naranja por varias semanas consecutivas.

A nivel regional, en tanto, solamente la región de Coquimbo mantiene el indicador en color rojo (85,8%), mientras que las regiones de Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana, Biobío y Los Lagos tienen el indicador en color naranja.

La ocupación UCI por pacientes con covid-19, en tanto, alcanzó a nivel doméstico un 17,9%, con una clara tendencia a la desaparecido sostenida ya por varias semanas. Así, la disminución es de 9,2% respecto de la semana pasada, y de 38,7% desde hace cuatro semanas. A nivel regional, se observan aumentos en Tarapacá (68,7%), Atacama (27,1%) y Biobío (18,1%), y asimismo descensos en las regiones de Arica y Parinacota (76,9%), Coquimbo (28,8%) y Los Lagos (27,6%). «Como siempre, el llamado es a la cautela y a seguir manteniendo las medidas de autocuidado para aliviar la carga hospitalaria en nuestro distrito», se lee en el reporte.

En cuanto a la tasa de variación semanal en hospitalizaciones por covid-19, indicador que mide la tendencia en el uso diario de camas hospitalarias de todo tipo (básica, intermedia, UTI, UCI) por pacientes con covid-19, muestra esta semana una disminución que se prolonga e incluso acelera respecto de semanas anteriores, oscilando entre -18% y -21%, lo que constituye mínimos históricos para este indicador.

Por otro flanco, el uso de camas por pacientes covid-19, pero desglosado por edades, mantiene un sostenido descenso en todos los grupos etarios considerados, lo que prolonga la clara tendencia registrada en las últimas semanas. La variación diaria del uso de camas por pacientes con covid-19 es de -17,69% en mayores de 70 abriles con respecto a la semana pasada (con 142 casos promedio en la semana analizada), -13,03% entre 50 y 70 abriles (227 casos promedio) y -13,89% en menores de 50 abriles (107 casos promedio).

Con respecto al plan de inmunización en la última semana observada, el indicador mostró una cobertura de 87% de segunda dosis para población en el rango 18-49 abriles, aún creciendo, dados los avances de la inmunización de grupos rezagados. Para el conjunto entre 50 y 69 abriles, la cobertura de segunda dosis llegó a 92%, mientras que para el categoría de 70 o más abriles, la cobertura de segunda dosis se mantiene en 91%.

En tanto, «la cobertura doméstico de esquema de inmunización completo respecto a la población total chilena, es de 71%. Se elevan a 12 las regiones que se encuentran por sobre el 70% de inoculación completa. Las regiones oscilan entre 67 y 79%. Las menores coberturas se observan en el extremo norte y Región Metropolitana», dice el reporte.

Finalmente, con respecto a la mortalidad por covid-19 según grupos de época, indicador agrupa personas fallecidas confirmadas y sospechosas a partir de los datos oficiales del Sección de Estadísticas e Información de Vigor, DEIS, en la última semana analizada (desde el 29 agosto al 4 de septiembre) se registraron 188 muertes por covid-19.

«Desglosando por rama etario, se registraron 121 muertes en el familia de 70 abriles y más, 51 muertes en el clan entre 50 y 69 abriles, y 12 muertes para menores de 50 abriles. Persiste una reducción sostenida de la mortalidad en todos los grupos de perduración, situación que se prolonga ya por más de dos meses», se lee en el documentación.