Ingenieros del IPN se hacen virales por su técnica para tirar el mosaico de un edificio

0
171

Entre las muchas cosas en las que son expertos los mexicanos está inventar toda clase de artefactos que parecen muy primitivos, pero que funcionan. Lo importante es que resuelvan el problema aunque sean totalmente ridículos.

La tecnología mexicana es una extraña combinación entre lo sin fuste y lo eficaz, y un conjunto de genios de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) – Pelotón Zacatenco del Instituto Politécnico Doméstico (IPN) se volvió la sensación en internet por deber ‘ingeniado’ esta ridícula pero segura y efectiva forma de derribar el azulejo de un edificio, sin obligación de arriesgarse a trepar en un andamio o escalera, que no siempre son estables ni menos seguros.

Si cualquiera les encarga que quiten mosaicos que se encuentran aproximadamente a unos seis metros de cúspide en una tabique extranjero, aquí les demando, ¿qué hubieran hecho ustedes? ¿Ir por una escalera suscripción, usar una vara muy larga? Esas son ideas buenas, pero los ingenieros del IPN tuvieron una mejor.

En un video que se ha hecho vírico en las redes sociales se ve como estos ingeniosos profesionales amarraron un martillo a una cuerda. Una persona sostiene un extremo de la cuerda en el techo, mientras que el otro lo tiene sujeto un ingeniero desde el suelo.

Todo está dispuesto en el ángulo preciso para que quien está debajo haga movimientos con la cuerda y el martillo golpee y desprenda el azulejo. Aquí se nota que de verdad la ESIME es una escuela de ingenieros.

Su arcaico y divertido invento fue estampa en este video que ya tiene más de 437,000 reproducciones, 1,800 comentarios y ha sido compartido más de 7,200 veces. Los usuarios de las redes en parte felicitaron a los ingenieros por su “brillante” idea, y en parte incluso se burlaron por la ironía de que la aplicaron en una de las máximas casas de estudio para ingenieros.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

No hay duda de que los mexicanos no gobiernan el mundo porque no quieren. Cada vez que tengan un problema que resolver y no tengan mucho presupuesto ni medios, piensen en lo que haría uno de estos asombrosos ingenieros y todo saldrá acertadamente.