Japón abre sus parques de diversiones y prohíbe gritar en la Montaña Rusa por seguridad

0
99

Tras la cuarentena, en Japón ya se permitió cascar los parques de diversiones, aunque con algunas medidas de protección para evitar un nuevo brote de coronavirus, y encima de prolongar cierta distancia, usar gel antibacterial y todo eso, igualmente prohibieron vociferar en la montaña rusa…

El parque Fuji-Q Highland, que tiene una impresionante montaña rusa, donde es popular escuchar alaridos de los usuarios, prohibió el que se emitan gritos, ya que esto pudiera hacer que los fluidos viajen y eso ponga en peligro a las personas. Le piden a los aventureros que se suben a la entretenimiento que “griten dentro de su corazón”.

Compartieron un video en sus redes sociales donde un par de ejecutivos del parque utilizan la afición, pero vestidos de forma elegante y eso sí, sin soltar un sólo quejido, poco que parece muy complicado, pues no creemos que sean capaces de controlar a todos los asistentes.

Esta medida de no permitir los gritos la han adoptivo asimismo la mayoría de los parques de diversiones, y en todos ellos la pregunta es la misma: ¿Cómo podrán controlar a las personas que se suban a la montaña rusa? Aunque sabemos que los japoneses suelen ser serios y acatan las leyes,pero esto no parece tan sencillo.

Ya veremos cuáles son los resultados que arroja esta extraña medida, y si en efectividad es posible que con sólo pedirlo, las personas que bajan y suben a toda velocidad desde a una pico considerable, se quedan calladas a pesar de que sientan que toda la emoción se les sale por la boca.