Japón lanza al mercado el primer auto volador y es un éxito; el futuro ya nos alcanzó

0
56

SkyDrive es una compañía japonesa que ya realizó una demostración pública y exitosa de su coche volante SD-03, lo que lo convierte en un hecho histórico y que puede aclarar la puerta a la construcción en serie de estos vehículos. Tal vez pronto dejemos las calles vacías, aunque eso significa que el bóveda celeste estará atiborrado de aparatos voladores para desplazarse, como lo hemos manido desde hace décadas en películas, series, cómics y demás, pero al parecer el futuro ya está aquí.

Este transporte, que sus creadores definen como una especie de “dron tripulado por humanos”, pudo emerger y explosionar durante varios minutos controlado por un piloto humano, lo que representa un gran éxito para dos abriles de trabajo por parte de esta compañía, y como ya dijimos, puede significar el inicio de poco mucho más holgado, y es que el objetivo es la comercialización en masa de estos autos voladores, comentó Tomohiro Fukuzawa, director común de SkyDrive.

Queremos realizar una sociedad en la que los autos voladores sean un medio de transporte accesible y conveniente en los cielos, y las personas puedan probar una nueva forma de vida segura y cómoda.

—Tomohiro Fukuzawa

Se trata de un maniquí pequeño, eléctrico, que ocuparía más o menos el espacio de dos vehículos comunes en un estacionamiento, pero más que la circulación diaria se considera que una de sus aplicaciones iniciales puede ser para emergencias, y así impresionar rápido a atenderlas; aunque, claro, si se empieza a traicionar a gran escalera muchos lo usarán para una variedad de cosas que van mucho más allá de la ayuda en urgencias, como es de esperarse.

¿Estás agudo para probarlo? Bueno, todavía error un poco más, porque aunque las primeras pruebas han sido exitosas, la empresa quiere seguir probando todos los sistemas para entregar un maniquí que sea totalmente seguro y del satisfacción del conocido, así que anunciaron que será hasta 2023 cuando tengan un maniquí definitivo y se pueda comenzar con su comercialización, aunque se desconoce el precio y no esperamos que vaya a ser poco asequible.