Japón usa lobos robot con cara de demonio para ahuyentar a animales salvajes de los pueblos

0
36

En Takikawa, Japón es popular encontrarse con osos, por lo que las autoridades, así como pobladores de la zona buscan la mejor forma de ahuyentarlos y así evitar un desafortunado ataque. No sabemos si es lo mejor, pero al menos está funcionando: Colocaron lobos androide para asustar a los osos y que no se acerquen a las casas o lugares donde hay concentración de humanos. Ver poco así solo podría suceder en ese país.

Una máscara aterradora de lobo, un poco de pelo apócrifo montado sobre una estructura metálica con sensores de movimiento para detectar a los osos y una variedad de 60 voces, así como ruidos que van desde gruñidos, gritos humanos hasta sonidos de disparos es lo que compone a estos extraños objetos, pero como lo dijimos al inicio, al parecer ha tenido buenos resultados hasta el momento.

En esa zona viven cerca de 41,000 personas y cada vez es más popular encontrarse con los osos, quienes al ver pequeño su comarca, así como las posibilidades de tener alimento deben acercarse a las áreas habitadas, sobre todo cuando tienen penuria, pues se convierten en una seria amenaza, razón por la cual es mejor mantenerlos alejados y para eso están usando estos extraños lobos, que al menos durante la perplejidad sí pueden ser intimidantes.

Ohta Seiki es la empresa que los fabrica y señala que en los últimos dos abriles han vendido cerca de 70 de estos robots, principalmente en los meses de septiembre y octubre, pues es cuando se intensifica la presencia de osos, ya que se dedican a cosechar todo el alimento que pueden antiguamente de comenzar a hibernar, lo cual ocurre en noviembre.

Esta parece una buena medida no solo para proteger a los humanos, sino asimismo a los osos, pues en área de matarlos puntada con asustarlos un poco para que se alejen de las zonas donde hay personas. De esta forma todos ganan porque nuestra especie ha sido la causante de los daños a su hábitat y la escasez de su comida, así que lo menos que podemos hacer es respetarlos.