Jorge Files, gobernador de Magallanes: “En un futuro cercano los delegados presidenciales van a desaparecer y estaremos a un tris de ser un país federado”

0
47

-¿Cuál es tu evaluación a días de que los gobernadores regionales tomen posición en sus respectivas regiones?
-Me tocó personalmente ser intendente del Gobierno aludido de Michelle Bachelet y, anteriormente, estar en un cargo en el ámbito de salubridad. Conozco muy correctamente el sector manifiesto y sé que este proceso de descentralización no ha sido un tema solamente enredado para este Gobierno, sino que ha sido enredado para distintos gobiernos que en Pimiento no quieren entregar poder a los territorios y a los gobiernos locales. Yo creo que ha habido una gran desidia, de parte de la flagrante despacho, en un proceso que sabían que les iba a tocar instalar. Yo me imagino al Presidente Piñera mirando centralmente sucursales, los gobiernos regionales como subgerencias.

-¿Pero cómo camina el proceso de instalación?
-La verdad de las cosas es que no había ausencia preparado para lo que significaba el cambio y lo que va a significar las nuevas autoridades en los gobiernos. Tanto es así que prácticamente se les dejó a los intendentes un laissez faire, un dejar hacer, en el criterio de cómo hacer el traspaso y dónde ubicar al nuevo director. Hay una desidia, un ninguneo al región. Encima fue mezquina la discusión parlamentaria. Ellos lo reconocen públicamente y hemos hablado y han dicho “sabe qué, al no tenerlos a ustedes al frente, al no ser agentes políticos en la discusión de la ley, del incumbente, finalmente hemos creado una ley que es sobrado mezquina para el inicio del proceso de descentralización”.

-El conflicto está en las atribuciones.
-Los gobiernos regionales están creados desde 1992, o sea, llevan muchos abriles de trámite. Tienen muchas labores y muchas atribuciones ya en la ley de Gobiernos Regionales y, cuando hay discusión de nuevas atribuciones, tiene que ver con nuevas atribuciones sobre las que ya tenemos. Lo que yo les he dicho a los nuevos gobernadores, a aquellos que no han sido intendentes, es que las atribuciones que tenemos son importantes, son significativas. Podemos hacer muchas cosas con lo que ya tenemos, con la ley de 1992 y con las nuevas atribuciones que nos han entregado. Se han creado 3 nuevas divisiones en Infraestructura, en Social y en Fomento productivo que nos permiten desplegarnos en el paraje, pero, claro, todavía está la reiteración mental de la política chilena de estar tutelando los territorios, la democracia y la décimo. Eso significa que nos dejaron un delegado o una delegada presidencial al flanco vigilando los territorios finalmente, la mano del Presidente o la Presidenta en cada una de las regiones, y eso va a tener dificultades, porque vamos a tener choques de atribuciones en los territorios.

-¿Ves como inexcusable la colisión con los delegados?
-Mi impresión es que tiene corta duración. Tú ves las propuestas presidenciales, de hecho, yo lo he hablado con cuatro candidatos. Encima lo que va a hacer la Convención Constitucional con las regiones es que los delegados desaparecen en el futuro y los gobernadores y gobernadoras regionales van a tener más atribuciones. Vamos a estar a una distancia muy pequeña de un país federado, a un tris, si no es que somos federados en el entusiasmo de la Convención Constituyente.

-¿Por qué en Magallanes y Aysén tienen resuelto el tema de los edificios donde van a actuar y en las otras regiones no?
-Efectivamente, en Aysén y Magallanes tenemos el tema relativamente resuelto. Pero todo el resto de las regiones todavía están viendo, están comprando oficinas y arrendando muebles a 6 días de que asuman las nuevas autoridades. Con la gobernadora de Aysén, Andrea Macías, ya tenemos la bancada austral de gobernadores en el interior de la asociación de gobernadores, nos llevamos muy admisiblemente y yo creo que vamos a hacer un gran trabajo en la zona austral, incluso con Patricio Vallespín en Los Lagos. La delantera es que Aysén se había superior en la dirección precedente a crear infraestructura, para lo que iba a ser el nuevo Gobierno Regional.

En el caso de Magallanes, no fue tan simple, porque inicialmente teníamos la discrepancia del lado donde llegaríamos, pero teníamos una gran superioridad de que teníamos conocimiento de propiedad, tenemos un edificio que se claridad el edificio de la Gobierno de Magallanes, creado de 1984, que está en la Plaza de Armas. Tengo una delantera de que el edificio es de Gobierno Regional, entonces, muy tranquilamente, y le dijimos a la intendenta que probablemente sea la delegada, que como dice en el escudo doméstico por la razón o la fuerza ese edificio es del Gobierno Regional. Yo creo que la intendenta rápidamente entendió que, desde el punto de paisaje procesal, no había ninguna posibilidad de quedarse en el edificio, solamente podía cohabitar en la medida que el dirigente regional la dejara y yo le dije “ningún problema de que cohabitamos en este edificio, pero el edificio es del Gobierno Regional”.

Eso debería ocurrir pasado en otras regiones, pero el problema es que el Gobierno central no dio ninguna instrucción, entonces, lo dejó al criterio o al descriterio de cada uno de los intendentes actuales. Entonces, hay edificios que son de Interior, probablemente otras regiones no lo tienen regularizado. En el caso de Magallanes, el edificio era del Gobierno Regional, era sencillo para nosotros colocar las cartas sobre la mesa.

-¿Está claro quiénes serán los delegados?
-Nadie sabe. Yo creo que es por la misma dejación que tiene el Gobierno central. Este Gobierno es enormemente centralista y Piñera 1 fue igual. Yo creo que aprieta recadero pensando que se tienen que cumplir las reglas. A mí me da la impresión que esa dejación de toma de decisiones va a estar hasta el mismo 14 de julio. Va a estar ratificando prácticamente a todos los intendentes como delegados presidenciales y no teniendo la opción de lugares de ubicación o relaciones con los funcionarios. Es impresionante cómo los intendentes actuales todavía no saben qué van a hacer el día 14, si están ratificados o no ratificados. A mí me ha tocado estar en distintos gobiernos y hay un leve de respeto a las autoridades de decirles “sabe que usted va a continuar o usted no va a continuar”. Yo creo que se debe tener un reducido de respeto a los territorios. Lo que hemos escuchado es que la mayoría de los intendentes actuales pasan a ser delegados presidenciales, eso nos permite a nosotros enterarse con quién nos vamos a relacionar, pero podría favor algunos cambios puntuales si así, a última hora, lo decide el Gobierno. Ahí se están moviendo los partidos políticos.

-Lo que les preocupa es el tema electoral.
-A los partidos políticos oficialistas les interesa mucho el delegado presidencial. Yo creo que la bulla en el aurícula que tienen en el Gobierno, de la UDI, RN y Evópoli, es por acorazar al delegado. Yo creo que el objetivo no es la función del cargo, sino que es el dominio electoral de la región. Probablemente el día 13 vamos a retener si los delegados se mantienen, si van a perdurar el rol político para lo que están siendo llamados.

Algunos intendentes, que no sabemos si están confirmados o no, están haciendo uso de sus atribuciones en los últimos días que les quedan para dejar instalado personal que podría ser familiar políticamente al delegado presidencial, por lo que le quitaría poder al administrador regional.
-La parentela ha rechazado eso en las última elecciones, ha rechazado esa politiquería. Hoy día nos toca a nosotros, una gran mayoría de los gobernadores electos somos de examen al Gobierno, pero, luego, en una democracia probablemente vamos a tener cambio y lo que uno está creando, al igual que la Convención está creando República, está creando territorios y una democracia ojalá sana. Esta cosa ordinario, de politiquería, esta cosa pequeña y cochina que significa dejar amarradero, ajustarse, amiguismo en algunos territorios, es absolutamente nefasto.

Ayer tuvimos una reunión de prácticamente 4 horas con el contralor doméstico y quedó claro que aquellos amarres y estos movimientos de última hora son absolutamente reversibles y reconocidos por la Contraloría, así que yo creo que se van a convenir con cuello de camello quienes esta última hora están tratando de dejar pagados favores políticos.

-¿Cómo va la asociación de gobernadores?
-Hemos tenido buenas reuniones. Estamos conversando con el Parlamento, le hemos dicho que la Ley de Rentas Regionales es una ley pésima que tienen que suspender, que lo único que tiene es una supervigilancia de Hacienda y la Subdere, de las regiones y de sus bienes. Hemos pedido al Parlamento que esa ley se suspenda y la ley corta, hemos pedido efectivamente que se mire el árbitro, que va a devenir entre el delegado presidencial y el jefe regional. El contralor finalmente ha dictaminado que la comisión de Medio Ámbito la dirige o la preside el delegado presidencial, por lo que dice la ley hasta el día de hoy. A nosotros nos parece impresentable que en una región quien dirima sea alguno puesta a dedo por el nivel central.

Con el tema presupuestario, se han encargado de comprometer los bienes de la región por los próximos abriles prácticamente por toda la papeleo de cada uno de los gobernadores, así que hemos pedido igualmente la discusión con el ministro de Hacienda, porque, así como asume un Gobierno doméstico con marcos presupuestarios libres, asimismo nosotros podamos encargarse con marcos presupuestarios libres el próximo año.

¿Cuáles serán las demandas territoriales que tú como administrador vas a impulsar en Magallanes?
-En la Convención Constitucional tenemos 2/3 de multitud de regiones, tenemos influencia con los gobernadores y con el trabajo de los constituyentes de que esta Constitución va a ser en extremo regionalista. Entonces, tenemos un tema a mediano plazo que probablemente vaya en crecimiento de los desarrollos regionales. Los candidatos de la derecha a la izquierda han dicho que van a descentralizar este país. Vemos oficiosamente que las atribuciones las vamos a tener muy perfectamente de ahora en delante. Si a la Región de Magallanes le sumamos la Antártica, es el 62% del distrito doméstico, somos pocos pero tenemos un gran condado. Uno de los temas fundamentales para nosotros es que la nuestra sea una región carbono objetivo, y una región con un crecimiento energético de gran envergadura. La suministro del país, hoy día está a cargo de una delegación que se maneja en Santiago, entonces nosotros queremos que el zona terrenal esté a cargo del Gobierno regional. Desde el punto de instinto oficinista, no puede ser que el representante este administrando el 40% de su región.

Todavía queremos que haya un cambio significativo para la oficina del condado marino, que hoy día está a cargo de las Fuerzas Armadas, especialmente de la Acuarela. Nosotros queremos que ese zona transatlántico, y el uso del borde costero esté en la oficina de los gobiernos regionales para precaver el uso excesivo de los procesos de salmonicultura. Y eso es un cambio titán. Otra cosa que queremos es civilizar la Antártica, lo que significa tener presencia civil en la destreza en Villa Frei. Vamos a hacer ese esfuerzo.