Joven le regaló un celular a su abuelito y acaba de descubrir que ya es una estrella de TikTok

0
105

Muchos se niegan a entrar a TikTok porque lo consideran solo para jovencitos un poco tontos, pero eso no tiene por qué ser así, y fue lo que lícitamente un inexperto descubrió al ver lo que su abuelito había hecho con el smartphone que le había regalado hace algunos meses para que se mantuviera comunicado y se divirtiera un poco, ¡y vaya que lo hace!

Un muchacho peruano le regaló el teléfono a su abuelito y lo dejó que explorara autónomamente, pero luego de un tiempo decidió ver qué es lo que había estado haciendo y descubrió que ahora es “Rolandito”, una fortuna en la red social TikTok, haciendo imitaciones y videos de danza para entretenerse durante la cuarentena.

Poco a poco los videos comenzaron a volverse virales, demostrando que las redes sociales y sobre todo la diversión no son mínimo más para los jóvenes, sino que a cualquier tiempo puedes convertirte en un influencer y, como Rolandito, no solo sorprender a tus nietos sino ser tendencia en Perú, México, Estados Unidos, España y otros países, como él.

Rolandito no es solo un amateur más, sino que ya se convirtió en un “proveedor” constante de videos, y de a poco el número de seguidores va subiendo, sin que su comunidad lo supiera hasta que su nieto le revisó el teléfono. No sabemos qué es lo que esperaba encontrar, pero seguro que nunca se esperó esto.

Lo que queda en la duda es cómo fue que Rolandito aprendió a entrar a la red social, aunque se sospecha que fueron otros de sus nietos quienes le enseñaron y lo ayudan a inculcar sus videos; o proporcionadamente, tal vez solo se puso a moverle a su teléfono y entró a TikTok por mera casualidad, y ahora se ha antitético con lo que parece ser su nueva afinidad.

Sigue a Rolandito y no te limites más. Si te sientes envejecido deja eso de flanco y diviértete como este abuelito, pues el éxito solo puede estar a un video de distancia, y encima tienes que adaptarte a las nuevas tecnologías y cosas que van surgiendo; así descubrirás una nueva forma de relacionarte con el mundo.