Joven piloto se queda sin trabajo por la pandemia y ahora es repartidor de comida

0
80

La pandemia obligó el obturación de fronteras y por ello hubo restricciones de viajes, lo que llevó a las aerolíneas a una crisis severa. Oportuno al Covid-19, miles de personas perdieron su empleo o han limitado sus cargas habituales de trabajo y, por consecuencia, sus ingresos, como le sucedió a Roman Savin, un piloto de 23 abriles que tuvo que encontrar trabajo como repartidor de comida.

Roman vive en Lituania y a posteriori de dos abriles de estudios, se graduó de la escuela de pilotos con tan solo 19 abriles de etapa y a los 20 ya estaba trabajando en una aerolínea. Anteriormente volaba un promedio de 90 a 100 horas por mes, pero esto se redujo drásticamente desde que comenzó la pandemia, por lo que en este año solo reunió 140, lo que obviamente lo obligó a apañarse nuevas formas de penetrar a posibles económicos.

He trabajado como piloto durante los últimos 3 abriles. Como sabrán, la pandemia ha llevado a la industria de la aviación a mínimos históricos.

-Roman

Aunque todavía trabaja para la misma aerolínea rusa, ahora solo vuela una vez al mes con ellos. Adicionalmente, trabaja de lunes a viernes en un taller de repuestos para la industria aeronáutica y los fines de semana reparte comida a través de una aplicación, lo que le ha permitido cubrir sus gastos y asimismo obtener la arrobo de todo Internet por su tenacidad y tiento para adaptarse a las circunstancias que está viviendo en este momento.

Roman compartió esta imagen a través de Facebook. Por supuesto que no debe ser una situación tratable, pues hay una gran diferencia entre surcar los aires en un avión y recorrer las calles con una mochila llena de comida para repartir. Sin confiscación, este hombre tiene la esperanza, como el resto del mundo, de que todo termine y vuelva a la normalidad.