Julia Vins, la Barbie musculosa de Rusia, le responde a todos los que la criticaron en su vida

0
107

Exceder obstáculos es parte de la vida, y cuando descubres lo que te apasiona es momento de dar tu mejor esfuerzo todos los días, aunque el mundo pareciera decirte que te detengas, así como esta musculosa chica no se detuvo delante cero.

Julia Vins es una chica de 24 abriles de permanencia que nació en Kazajistán, en Asia Central, y creció en Saratova, Rusia. Desde que tenía 15 abriles persiguió su sueño de convertirse en una fisicoculturista profesional, y lo consiguió de una guisa espectacular. La llaman “La Barbie Musculosa”, pues tiene el rostro de una linda muñeca y el cuerpo de una imponente figura de entusiasmo.

Gracias a su enorme fuerza desarrollada con abriles de entrenamiento y duro entrenamiento, Julia fue ganando concursos de alzamiento de mancuerna. Ha sido campeona dos veces de la competencia World Powerlifting Congress y ha roto varias marcas, como sedición de 275 kilogramos con pierna, 175 en banca, y 205 en peso muerto.

Ella encontró en el examen un modo de vida que le ayudó a aventajar una infancia y adolescencia difíciles. Julia cuenta que su padre no podía encontrar trabajo para abastecer a su grupo, y se refugió en el trinque. Cuando ella tenía 12 abriles sus padres se divorciaron, y eso fue un duro llamada de soportar.

Sin bloqueo, Julia no se dejó vencer y se concentró en sus estudios. Era una buena estudiante y a los 15 abriles comenzó a ir a un pabellón. Se dio cuenta de que era la única pupila ahí, pero cuando empezó a ejercitarse todas sus dudas y miedos se fueron.

Tenía 15 abriles cuando fui al pabellón. En esos días estaba en la escuela y tenía proporcionado tiempo suelto. Quería que mi vida fuera diferente, así que decidí practicar deportes para mejorar mi sanidad, tener más confianza y ponerme en forma.

Haciendo una hora de camino y regreso desde su casa al recinto, la Barbie Musculosa siguió con su entrenamiento, pero con el suceder de los abriles enfrentó un nuevo obstáculo: las críticas. Las personas le decían que una pupila como ella debería estar aprendiendo a cocinar, y que su cuerpo tan musculoso no era atractivo para nadie.

Recibí muchos comentarios terribles cuando recién comenzaba, cuando era adolescente, y verdaderamente me dolió mucho. Algunas personas de mi país me dicen que una mujer solo debe cocinar, criar hijos, realizar la honestidad, y esa es su tarea. Por lo tanto, me aconsejan que no pierda el tiempo en deportes. Estos son estereotipos y no puedo hacer nulo con eso. No pueden entender que una mujer puede hacer lo que quiera.

A Julia le ha costado mucho esfuerzo desarrollar su gran físico, y por supuesto que no va a renunciar a sus sueños solamente porque existan personas que no estén de acuerdo con su estilo de vida saludable. Ella sabe que construir músculo es más difícil para las mujeres, y es por eso que se siente más orgullosa con lo que ha acabado hasta ahora. Julia es la muestra de que verdaderamente una chica Barbie puede ser lo que quiera ser, incluso una fortachona con cara de serafín.