Kim Jong-un manda ejecutar a un hombre que vendía música y películas ilegalmente

0
72

El terror se apoderó de los ciudadanos de Corea del Finalidad cuando un hombre fue ejecutado públicamente por distribuir videos creados en Corea del Sur. Así es como se vive en la nación socialista de Kim Jong-un.

Una cosa es que el contrabando de videos piratas verdaderamente es un problema que afecta a muchos países, pero otra muy diferente es que en Corea del Meta se excedan de esta guisa con sus sentencias. Un hombre de patronímico Lee fue arrestado, obligado a confesar y ejecutado a la pinta de todos en la provincia de Gangwon.

Lee trabajaba como ingeniero principal en la Comisión de Administración Agrícola de Wonsan, pero igualmente vendía en secreto memorias tipo USB y CD con películas, música y programas de televisión hechos en Corea del Sur, a precios desde cinco hasta 12 dólares.

Los norcoreanos tienen organizaciones civiles de vigilancia llamadas inminban, y la propia hija de Lee, que forma parte de estos grupos, fue quien denunció a su padre a la policía por su contrabando de contenido prohibido en ese país.

Lee fue arrestado yuxtapuesto con otros 20 vendedores y enviado a prisión durante cuarenta días. La pena por ese tipo de delitos en Corea del Boreal es extrema, pues “los delincuentes” pueden advenir toda su vida en prisión o ser sentenciados a homicidio. Esta última fue la sentencia para Lee.

A posteriori de repasar la sentencia al condenado en la provincia de Gangwon, un escuadrón de oficiales le dispararon a Lee mientras su comunidad observaba. El cargo fue cometer “actos antisocialistas bajo la ley del pensamiento antirreaccionario”.

Pero el horror continuó porque posteriormente de matar a Lee, los oficiales subieron a su desconsolada esposa e hija a una camioneta para llevarlas arrestadas a un campo de prisioneros políticos.

Es la primera vez que bajo el mandato de Kim Jong-un un hombre fue sentenciado a vencer públicamente por traicionar videos ilegales. Encima, todos saben que cualquier persona puede ir hasta siete abriles a la gayola si no denuncia a quienes compraron este contenido pirata.

La parentela en Corea del Septentrión está temblando de miedo porque no saben si habrá más castigos tan severos para otras personas que cometan estos “actos antisocialistas”.