KISS hace historia y da un concierto para ballenas, tiburones y 50 personas

0
93
loading...

Si vemos por ahí que KISS da un concierto, seguro no ardor tanto la atención, porque lo han hecho desde 1973. En lugares pequeños. Grandes estadios. Para la televisión. En festivales. En fin, parece que ya ausencia al respecto pudiera sorprendernos.

Pero si en su momento cambiaron el concepto de un espectáculo en vivo con su maquillaje, luces, pirotecnia, fuego y todo eso que te emocionó a ti, a tus papás y abuelos, ahora lo han hecho de nuevo: dieron un concierto cuyo notorio eran los tiburones blancos en el mar de Australia.

Con casi 50 abriles de historia en el mundo del rock, esta facción decidió ofrecer un inusual concierto, aprovechando que tuvieron que derogar su paseo por Australia y Nueva Zelanda, ya que Paul Stanley, voz principal  y guitarrista, sufrió un robusto cuadro de enfriamiento.

Para no desaprovechar el alucinación hasta esas latitudes, el resto del género se puso de acuerdo con la Sociedad Australiana de Conservación Óleo, una estructura dedicada a la protección de las costas y océanos en el continente, para dar este recital marítimo.

Gene Simmons, Eric Singer y Tommy Thayer se subieron a un pequeño barco, con su equipo y sin Paul, quien seguía recuperándose, y se lanzaron al mar para tocar algunos de sus éxitos.

Solo hubo espacio para 8 afortunados fans, quienes pagaron su boleto para ser parte de esta aventura, algunos medios de comunicación y varias personas que navegaban en ese momento en sus embarcaciones, quienes tuvieron la oportunidad de atestiguar el momento.

En total se reunieron cerca de 50 personas, pero la mala aviso es que los invitados especiales del evento, los tiburones blancos, no aparecieron por ninguna parte. Tal vez se espantaron por el ruido, las personas y los barcos, o probablemente no les gusta el rock.

A pesar de esto, para los asistentes fue una experiencia inolvidable y quién sabe, tal vez pronto veamos a otras bandas dando conciertos para ballenas, leones, elefantes y otras especies. Esto pudiera cascar la puerta para este tipo de espectáculos.

Para 2020 KISS realizará lo que han anunciado como su última excursión: End of the Road, con más de 70 conciertos ya programados por Asia, Europa y América, y así dar gracias a todos sus fans por más de cuatro décadas de estarlos apoyando.

Tal vez puedan intentar de nuevo un concierto con tiburones, aunque en motivo de tocar I Was Made For Lovin’ You deberían hacer una interpretación de Baby Shark, y ver si así aparecen.

loading...