La celda en la que ‘El Chapo’ Guzmán pasará el resto de su vida, 23 horas al día

0
114
loading...
loading...

A sus 62 abriles, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán fue sentenciado a condena perpetua y 30 abriles adicionales (no sabemos cómo es que esto se pueda cumplir) en prisión, por ser líder de una de las redes de narcotráfico más poderosas de la historia, encima de acusarlo de varios asesinatos, tortura, uso de armas y otros cargos.

Aunque la defensa y él mismo manifestaron que no se trató de un pleito adaptado, y probablemente buscarán una apelación, todo parece indicar que el capo mexicano pasará el resto de sus días en la United States Penitentiary Administrative Maximum Facility, conocida como ADX Florence, una calabozo de supermáxima seguridad a 2 horas de Denver, Colorado.

A través de túneles en la frontera entre México y Estados Unidos, así como pagando generosos sobornos a autoridades de todos los niveles, Guzmán se volvió el viejo traficante de drogas cerca de los Estados Unidos.

Ray Donovan, agente particular de la DEA en Nueva York, manifestó a través de un comunicado:

Esta sentencia representa la caída del narco más temido de la historia y pone el foco en un maniquí de colaboración entre fuerzas de seguridad que será utilizado contra los traficantes de drogas más prolíficos en todo el mundo.

Adicionalmente de la prisión, se ordenó que se le incautaran 12,700 millones de dólares, cantidad que el gobierno estadounidense piensa que ganó con el tráfico de drogas entre 1989 y 2014.

La prisión es conocida como “la más dura de Estados Unidos” y se construyó en 1994 para conservar a criminales varones considerados de ingreso peligrosidad, en 490 celdas individuales, construidas casi en su totalidad de hormigón.

Cada celda tiene unas dimensiones de 2.1 x 3.6 metros, donde tiene una ducha; un baño con aguamanil; adicionalmente, una cama, un asiento y un pequeño espacio a forma de escritorio, hechos todavía de concreto, por lo que no se pueden mover. Como distracción, cuenta con un televisor blanco y bruno.

El material de construcción evita que se filtre cualquier sonido desde el extranjero, y siquiera se audición lo que se emita desde la celda, para evitar que los reos tengan conversaciones entre sí. El espacio es vigilado las 24 horas por cámaras de seguridad y las puertas se abren y cierran de forma automatizada.

Los reos pasan 23 horas al día en su celda y solo tienen derecho a salir una hora diaria para ejercitarse o distraerse, y esto se hace en una celda metálica que se ubica al centro de un patio rodeado por muros de 6 metros de cima.

Para salir se les colocan esposas y argolla con cadenas en manos y pies, sujetas al mondongo para evitar movimientos, y adicionalmente van custodiados por varios guardias.

Por si esto fuera poco, la prisión tiene 1,400 compuertas de puñal que se controlan de forma remota; una docena de torres que cubren todo el zona con francotiradores que tienen la orden de disparar; alambre de púas en toda la zona adyacente; perros guardianes; cámaras; rayos láser para detectar cualquier movimiento; guardias; un sistema singular fuera de la prisión; en fin, es un oficio del que es prácticamente irrealizable escapar.

En este sitio se encuentran reos como Ramzi Yousef, autor intelectual de un ataque con bombas al World Trade Center de Nueva York, así como el Unabomber, Ted Kaczynski, asesinos seriales, terroristas y otros narcotraficantes de inscripción peligrosidad.

loading...