La cruel mutilación que sufrió una mujer afgana a la que su esposo le cortó las dos orejas

0
485
loading...
loading...

Zarina estaba dormida cuando su marido la despertó bruscamente para atarla y cortarle las dos orejas.

Un ataque de violencia doméstica al que no le encuentra sentido esta mujer de 23 abriles que vive en la provincia de Balkh, en el norte de Afganistán.

“No he cometido ningún pecado. No sé por qué mi marido me hizo esto”, dijo Zarina a la BBC.

Ahora se encuentra en hospital, en condición estable pero traumatizada por lo que le ocurrió.

Su cónyuge se encuentra prófugo tras el ataque, informó la policía a los medios de comunicación locales.

Se casó con él a la existencia de 13 abriles, pero “las relaciones con su marido no eran buenas”.

En otra entrevista con Tolo News, Zarina se quejaba de que su marido había tratado de impedir que viera a sus padres. Dijo que ya no quería seguir casada con él.

“Él es un hombre que sospecha de todo y a menudo me acusó de hablar con hombres extraños cuando fui a visitar a mis padres”, dijo.

Por eso exige su detención y el procesamiento.

La mujer se casó cuando tenía 13 años, pero dice que la relación con su esposo siempre ha tenido conflictos.

Su caso es el postrero de una serie de incidentes de violencia doméstica y de categoría en Afganistán:

  • Enero de 2016: un hombre mutiló la napias de su esposa, Reza Gul, en el remoto distrito de Ghormach, de la provincia noroccidental de Faryab.
  • Noviembre de 2015: una muchacha fue lapidada en la provincia de Ghor posteriormente de que fue acusada de amancebamiento.
  • Marzo de 2015: una mujer mozo de Kabul, Farkhunda, fue golpeada y quemada hasta la asesinato por una turba que le hacía falsas acusaciones de que había cabreado un compendio del Corán.
  • Septiembre de 2014: un hombre cortó parte de la ñatas de su esposa con un cuchillo de cocina en el centro de la provincia de Daykundi, según la policía.
  • 2010: el caso de Aisha apareció en la portada de la revista Time a posteriori de que la bisoño de 18 abriles fue mutilada por su marido, que le cortó la ñatas y las orejas como castigo por escapar de casa.

 Varios casos de violencia doméstica tienen como consecuencia la mutilación de las mujeres. Es el caso de Reza Gul, quién sufrió cortadas en la nariz.

El Parlamento afgano ha intentado varias veces que se aprueben leyes para proteger a las mujeres del extralimitación doméstico.

Pero el presidente Hamid Karzai se negó a firmar la estatuto, a pesar de que había sido aprobada por ambas cámaras del Parlamento.

En 2014, por ejemplo, ordenó cambios en el esquema de código que los críticos dijeron que limitaría severamente la razón para las víctimas.

El sucesor de Karzai, Ashraf Ghani, siquiera ha hexaedro su firma a la constitución aprobada por la Cámara descenso del Parlamento afgano en noviembre, y luego en la Cámara ingreso en diciembre.

Fue redactada para proteger a mujeres y niños de la violencia y el acoso.

 


Fuente:T13.cl

loading...