La debacle municipal del oficialismo en la zona de Guillier

0
605
loading...

Pese a la marcada derrota, en el Partido Radical había hoy algunas buenas parte: la colectividad fue la única del oficialismo que aumentó sus votos en concejales, pasando de 5,7% a 7,4%, ítem que tradicionalmente se utiliza para contar el desempeño de las tiendas políticas en las elecciones municipales. En cantidad de alcaldes electos, encima, subieron de 11 a 15.

En la colectividad mencionaban como pájaro importante en el arqueo el “efecto Guillier”, apuntando a que los candidatos del partido hicieron campaña con la imagen de la figura presidenciable, quien se desplegó durante las últimas semanas por todo el país.

Incluso, el senador divulgó un comunicado la sombra del domingo, reafirmando señales en torno a una candidatura presidencial. “Vamos a aceptar este desafío, con dolor, pero lo vamos a poner sobre nuestros hombros y tenemos que seguir recorriendo Chile, escuchando a la gente y escuchar, escuchar y escuchar las veces que sea necesario para traducir eso en la elaboración de una propuesta de Gobierno“, sostuvo el parlamentario.

Sin requisa, en el mismo partido admitían que, al cuchichear del senador independiente por Antofagasta, había un importante foco gafe: los resultados municipales de la Nueva Mayoría en su propia región.

Lo concreto: en Antofagasta hay nueve comunas, dos principales, Antofagasta y Calama. Tres si agregas Tocopilla. Ahí, perdimos las tres. Y es el condado de Guillier. Mal le fue”, resumió a T13.cl el ex ministro Francisco Vidal (PPD).

Las cifras regionales son duras: la Nueva Mayoría pasó de tener 5 alcaldes en 2012 a sólo dos, bajando de 46 mil votos a 21 mil. Pimiento Vamos, en tanto, creció de uno a cinco alcaldes y aumentó de casi 9 mil votos en 2012 a 32 mil.

Las derrotas más visibles fueron en las dos principales ciudades de la región. En Antofagasta, la PS Andrea Merino terminó en botellín oportunidad con 8,8% de los votos. Triunfó la alcaldesa Karen Rojo, ex RN, con 28%. En Calama, en tanto, la radical Angelique Araya obtuvo un 23%, allá del 34% del pro RN Daniel Agusto Pérez.

En todo caso, en el oficialismo no eran los únicos resultados locales que resentían. Hubo dos especialmente sensibles. Uno de ellos, Mejillones, donde el PPD Marcelino Carvajal buscaba su séptimo período (ha estado desde 1990 en dicha alcaldía). Sin incautación, el 48% no le alcanzó para derrotar al independiente Sergio Vega, quien obtuvo 51%.

El otro revés simbólico se produjo en San Pedro de Atacama: aunque último en electorado, la comuna estaba en manos desde 1994 de la DC Sandra Berna, quien obtuvo ahora 36% contra el 48% del independiente cercano a la examen, Aliro Catur.

En Tocopilla, en tanto, el derrotado fue el flagrante corregidor Fernando San Román, quien milita en el PRO de Situación Enríquez: obtuvo 18% contra el 43% del ex DC Luis Moyano. Sin confiscación, la carta oficialista tuvo un magro desempeño: la PPD María Olivares alcanzó sólo un 5% de los votos.

Las cifras de este domingo, comentan varios en la Nueva Mayoría, no se condicen con los resultados obtenidos por el coalición en la parlamentaria de 2013, cuando la Región de Antofagasta fue uno de los dos doblajes en la competencia por la Cámara Entrada: Guillier y el ex DC Pedro Araya dejaron fuera al ex diputado UDI Manuel Rojas.

Cargo político y divisiones

“Guillier es el jefe político de la región, las miradas apuntan hacia allá”, dice un dirigente oficialista almacén.

El diagnosis es que, como figura doméstico de corte presidencial, el periodista falló en ordenar a la Nueva Mayoría, que en varias comunas compitió fuertemente dividida.

Así ocurrió en Antofagasta, donde un caudillo regional como Daniel Adaro (ex DC) obtuvo 18% de los votos.

En todo caso, algunos dirigentes ponen otro medio ambiente importante sobre la mesa: el “camino propio” del senador Araya, cuyo hermano Jaime compitió en dicha ciudad como independiente, contra la Nueva Mayoría, llegando al 8% de los votos.

Según dicen en el oficialismo, la candidatura de Araya tuvo respaldo tanto del senador como del intendente Valentín Volta (DC). Así, hubo reclamos frente a La Moneda tanto de Guillier como de timoneles del oficialismo por el rol del cabecilla de gobierno regional y algunos seremis. A uno de ellos, incluso se le removió de su cargo desde Santiago.

“Volta no sólo respaldó a Jaime Araya en Antofagasta, sino que -además- ni la intendencia ni el senador Araya ayudaron a los otros candidatos oficialistas en el resto de las comunas”, dice un dirigente de la zona.

El diagnosis es compartido en el Partido Radical. “Ni Mandrake el mago arreglaba lo que estaba pasando allá”, dijo a T13.cl el timonel Ernesto Velasco.

Pese a los llamados de este medio, no fue posible contactar al senador Araya.

Fuente:T13.cl

loading...