La derecha acusa al gobierno de “improvisación” y pone condiciones para respaldar proyecto de recapitalización de TVN

0
543
loading...

Los senadores Andrés Allamand (RN) y Hernán Larraín (UDI) acusaron este martes al gobierno de estar empecinado en someter a votación el esquema de recapitalización de Televisión Doméstico a pesar de no contar con los votos ni siquiera de toda la Nueva Mayoría para sacarlo delante, y condicionaron el respaldo de ChileVamos a la iniciativa con el cumplimiento de una serie de compromisos por parte del Ejecutor “para que la plata no siga gastando igual de mal que como se ha gastado en estos últimos tres años y medio”.
.
Poco antaño del inicio de la sesión del Senado para elegir el plan, Allamand manifestó que “TVN hoy día técnicamente es un canal quebrado y en consecuencia, bajo el eufemismo de la capitalización estamos aquí frente a un rescate, porque vuelvo a insistir, una pésima gestión de la cual no es responsable ni el personal ni son responsables los periodistas de TVN, han conducido a un canal que está técnicamente en quiebra”.

Y adviertió que La Moneda ni siquiera consiguió ganar a la votación con el respaldo de los senadores y candidatos presidenciales del oficialismo, Carolina Goic y Alejandro Guillier a la inicitiva que pretende inyectarle US$47 millones al canal y otros US$ para el canal cultural.

Condiciones

Por lo susodicho manifestó que “se nos pide una enorme cantidad de recursos y estamos dispuestos a aportarlos, pero bajo condicionamientos absolutamente claros: en primer lugar, que se reestructure el actual plan de negocios, precisamente identificando nuevas oportunidades de negocios. Hoy día es cosa solamente de pensar lo que es el mundo de Netflix y la cantidad de contenidos que TVN podría aportar a esa transformación gigantesca que está ocurriendo en la televisión”, dijo.

Adicionalmente, prosiguió, “se requiere una reformulación urgente de lo que podríamos llamar la programación tradicional”, ya que estaría “50% más cara de lo que el mercado en este minuto está aceptando”, y recalcó que “tiene que ocurrir una reestructuración clara de la deuda. En este minuto, todos los activos de TVN, todos sus activos están hipotecados o están en operaciones de lease back, es afirmar están financieramente comprometidos. Un canal que está y que funciona extinguido desde ese punto de tino no tiene viabilidad”.

En este punto planteron la búsqueda de “economías de escala y asociaciones con terceros que permitan generar contenidos o nuevas programaciones atractivas”.

El senador contrincante dijo que otra condición tiene que ver con una inquietud de los propios funcionarios del canal, que “no quieren que estos recursos frescos se destinen simplemente a echar gente o a pagar indemnizaciones millonarias muchas de las cuales pueden estar establecidas en los contratos, porque esta capitalización para sacar adelante el canal”.

Finalmente dijo que era necesario “postergar el canal cultural. Ustedes comprenderán que si el canal en su conjunto está en quiebra, primero saquémoslo a flote y posteriormente exploremos la posibilidad de un canal cultural. Bajo estas condiciones estamos dispuestos a facilitar la aprobación de los recursos”.

Allamand insitió en que si estas condiciones no se cumplen, el gobierno no contará con los votos de la derecha. “Le hemos dicho al gobierno que está empecinado en votar hoy día, no obstante que no tiene los votos ni de sus propios partidarios. Le hemos dicho que revise esa posición y también le hemos dicho que estudie, en el evento que se empecine en votar hoy día sin tener los votos, en estudiar las alternativas que podrían haber en una comisión mixta para que estas condiciones sean en definitiva aquellas que permitan viabilizar el camino”.

Larraín, por su parte, dijo que “Chile necesita una buena televisión pública y Televisión Nacional lo ha sido, sin embargo en los últimos años atraviesa una crisis brutal por mal manejo que ha significado un endeudamiento que supera los 50 mil millones de pesos. Ese déficit es simplemente el resultado de una mala gestión. Los problemas de programación, los cambios de directores en poco tiempo, la ausencia de un director de programación durante más de un año hacen que el canal esté hoy día en un estado límite, y entendemos la preocupación por buscar su recuperación, su salvación. Y nosotros, que creemos en la televisión pública, estamos disponibles para hacerlo, pero no a cualquier precio y eso es lo que el gobierno aún no entiende”.

loading...