La dura crítica de Chile 21 a política fiscal de Valdés en reunión con presidente del BC

0
282
loading...

Por Carlos Agurto

Eran cerca de las 13:30 horas de ayer cuando se inició una reunión tentempié en la Fundación Pimiento 21 –ligada a los partidos oficialistas PS y PPD- a la que fue invitado el presidente del Bandada Central (BC), Rodrigo Vergara  a exponer sobre la situación económica flagrante.

El choque contó con cerca de 20 asistentes, entre los que se encontraban el presidente del directorio de Pimiento 21, Enrique Dávila; su directora ejecutiva, Gusto de la Fuente; los economistas Gonzalo Martner y Eugenio Rivera; el ex superintendente de Pensiones, Álvaro Gallegos; y el economista y flagrante asesor del Ocupación del Trabajo por el tema previsional, Andrés Solimano.

En la primera parte, Vergara presentó un documento de 22 láminas denominado “Panorama y Perspectivas para Chile” donde según asistentes “realizó un completo diagnóstico de la situación económica global y cómo esta afecta a la economía local”.

“La economía ha realizado un ajuste importante en los últimos años, manteniendo tasas de interés de largo plazo estables, la flotación cambiaria y expectativas de inflación bien ancladas. El Banco Central ha contribuido a este proceso y nuestro marco de instituciones y políticas permitido amortiguar parte de los efectos de un escenario menos favorable”, revela la presentación de Vergara que luego fue publicada en la página web del BC.

Con todo, a modo de conclusión, el presidente del monstruo emisor planteó la mejor posición relativa que tenemos con otras economías es respuesta del ajuste antiguamente señalado. “La economía chilena hoy se encuentra sana, aunque no debe olvidarse que ello es un activo valioso que no debe descuidarse”.

Fuego “amigo” contra Valdés

En el momento de la preguntas es cuando se descargó toda la artillería de los economistas del think tank contra el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. En la ronda de preguntas y comentarios, los participantes del batalla privado destacaron el rol de la política monetaria llevada delante por el organismo emisor en un periodo confuso para la bienes particular.

“Vergara destacó que la tasa de referencia de la TPM ha sido más bien expansiva en los últimos años, y eso era posible porque las expectativas respecto de la inflación a los próximos dos años siempre estuvieron dentro del rango que acepta el BC (entre 2% y 4%)”, reveló uno de los asistentes.

En ese sentido, los expertos de Pimiento 21 hicieron ver que, si admisiblemente destacaban la bordadura del BC en abastecer una política expansiva pese a que la inflación se mantuvo por más de dos abriles sobre su rango meta, veían que desde Hacienda no existía el mismo compromiso del ministro Rodrigo Valdés, por impulsar una política fiscal que permitiera dinamizar la capital chilena, luego que el propio secretario de Estado admitiera que el Presupuesto 2017 considerará  un crecimiento moderado del compra frente a la estrechez de bienes disponibles.

La crítica desde Pimiento 21 es similar a la efectuada semanas detrás por senadores del PS en un documento entregado al patriarca de las finanzas públicas con propuestas para reactivar la heredad, donde hacían ver el débil impacto que tendría en el PIB el último crecimiento del desembolso notorio y cuestionaban el ritmo de convergencia al oscilación estructural, que Hacienda ubicó en 0,25 puntos por año.

Una vez finalizada la reunión, el economista Eugenio Rivera admitió que “los problemas estructurales que enfrenta la economía y que, de alguna manera, han contribuido naturalmente con el ciclo del cobre a una caída del PIB potencial y tendencial, ameritarían un esfuerzo mayor de parte del Estado para abordar los problemas estructurales en materia de educación, salud, infraestructura, y enfrentar problemas sociales complicados. (..) Ahí nosotros pensamos que ese es un aspecto en que el Estado puede hacer más”, aseguró.

Visión que es similar a la del director del programa crematístico de Pimiento 21, Gonzalo Martner, quien tras la reunión reprochó  el carácter pragmático de las políticas llevadas delante por Valdés en Teatinos 120. “Cuando se impulsa un proceso de reformas como el actual, debe acompañarse con un impulso fiscal ¿Cómo se explica una caída de 5% en la inversión pública por intentar dar una señal al empresariado?”, señaló.

El ex presidente del PS, quien hace unos días anunció su renuncia a la colectividad, manifestó adicionalmente que “estos errores ya se cometieron en Chile, durante la crisis asiática de 1999 con la dupla Carlos Massad (BC) y Eduardo Aninat (Hacienda)  y con José De Gregorio (BC) y Andrés Velasco (Hacienda) durante la subprime de 2009, donde -según Martner-  se podría haber evitado llegar a una recesión económica”.

No obstante, según Rivera, la visión de Valdés era en buena parte compartida por el presidente del BC. “Vergara dijo que era necesario mantener un poquito ese esfuerzo, pero entendiendo que era importante ir realizando un ajuste en el largo plazo en los términos que el ministro de Hacienda ha hablado de  lograr un equilibrio estructural hacia el año 2020”.

Fuente:T13.cl

loading...