La fórmula del gobierno para recopilar información en Proceso Constituyente

0
653
loading...
loading...

Hasta la casa del abogado y profesor de la Universidad de Pimiento, Gastón Gómez, llegaron el miércoles los miembros del Consejo Ciudadano de Observadores para participar de un asado y conmemorar una plazo distinto: los cinco meses que llevan trabajando como equipo, luego de que la Presidenta Michelle Bachelet los nombrara en diciembre como garantes del Proceso Constituyente.

La distendida cita sirvió incluso para conversar informalmente algunas propuestas. Entre ellas, la idea de hacer entrega a futuro de un gratitud simbólico a quienes convoquen a encuentros locales, que se realizan desde el 23 de abril al 23 de junio.

La propuesta del consejo que lidera el abogado constitucionalista Patricio Zapata es regalar a los organizadores de los encuentros un baldosa con una suerte de placa que refleje su aporte a la construcción del proceso.

Poco antiguamente de la cita con su equipo, a Zapata le había tocado personarse a la comisión de Constitución de la Cámara de Diputado, donde coincidió con el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre.

En los últimos meses, el gobierno y el Consejo han protagonizado una serie de polémicas, entre ellas, los cuestionamientos de los consejeros a La Moneda por un docureality que, según los garantes del proceso, no les fue informado oportunamente.

Sin confiscación, una de las principales tensiones está puesta en torno a cuál será el organismo encargado de compendiar y sintetizar las denominadas Bases Ciudadanas: documentos que emanarán de los encuentros locales y, luego, de los cabildos regionales y provinciales.

Mientras el Consejo, en sus actas, ha cuestionado que dicha tarea “quedara simplemente entregada al gobierno o a un grupo de técnicos escogidos por éste”, el Ejecutor ha ratificado su intención de participar en la redacción.

Tras diversas conversaciones e intentos de conseguir a una fórmula intermedia, en el Consejo aseguran que La Moneda trasmitió en los últimos días una fórmula que sería acogida por el equipo que lidera Zapata y permitiría una alternativa definitiva: que sean las Universidades de Pimiento y Católica, en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Crecimiento (PNUD), los encargados de compendiar las información del proceso de décimo, mientras que la síntesis de éste quedaría en manos del Consejo de Observadores.

El diputado de la UDI, y miembro de la Comisión de Constitución, Arturo Squella, señala que aprovecharon la presencia de Zapata y de Eyzaguirre en el Congreso  esta semana para suscitar, entre otros puntos, reparos al rol del gobierno en la redacción de los documentos.

“Una de las solicitudes que le hicimos al gobierno fue que los encargados de recopilar sea el Consejo de Observadores. Como se ha sabido, recaería finalmente en tres personas (de instituciones) y creo que es positivo siempre que el Consejo sea el superior a quien respondan esos equipos. Si es a la Segpres a la que responden, no vale la pena el esfuerzo”, dijo el parlamentario gremialista.

Fuente:T13.cl

loading...