La insólita subasta de las cenizas del escritor Truman Capote por casi US$45.000

0
239

En cualquier otro caso sería una descuido de respeto, pero esto es lo que hubiera querido un autor tan excéntrico como Truman Capote.

Ese es el razonamiento de Darren Julien, presidente y director de la casa de subastas Julien’s Auctions, en Los Ángeles, California, para documentar que el pasado fin de semana se vendieran las cenizas de uno de los autores estadounidenses más celebres del siglo XX.

Lo que no esperaba Julien es que cierto las comprara por la elevada cantidad de US$43.500.

El comprador de las cenizas es un coleccionista que desea permanecer en el anonimato.

Las cenizas fueron entregadas en una caja japonesa de madera, respetando el envoltorio que traía de la morgue.

“Prometieron que Truman seguirá sus aventuras”, declaró Julien.

¿Cómo llegaron las cenizas a una casa de subastas?

Más de 30 abriles posteriormente de su homicidio

Truman Capote, autor de “Desayuno con diamantes” y “A sangre fría”, murió en 1984 en casa de su mejor amiga, Joanne Carson, que fue la segunda mujer del popular presentador de televisión Johnny Carson, todavía fallecido.

Carson heredó entonces una porción de las cenizas del autor, que en aquel momento se valoraron en unos US$6.000.

Con la homicidio de Carson en mayo de 2015, los encargados del patrimonio de Truman Capote no supieron qué hacer con las cenizas.

Adicionalmente de sus restos, se vendieron varios objetos personales del autor: camisas, pantalones, patines, libros y la camisa que vistió el día de su asesinato.

Los precios por los que se vendieron 50 de estos objetos oscilaron entre US$50 y US$2.000.

Truman Capote

Carácter excéntrico

“Estoy seguro de que la gente pensará que esto es una falta de respeto”, dijo Darren Julien cuando anunció que las cenizas iban a salir a subasta.

“Pero esto es un hecho: Truman Capote amaba el aspecto de la sorpresa. Le fascinaba la publicidad. Y estoy seguro de que está mirando alrededor de debajo riendo y diciendo: ‘Eso es poco que yo habría hecho’. Era todo un personaje”.

Julien reconoció que, antiguamente de poner las cenizas a la traspaso, la casa de subastas contempló las implicaciones éticas de traicionar sus restos al mejor postor.

Nunca oí que se subastaran las cenizas de cierto, aunque entre nosotros, Christie’s y otras casas de subastas, hemos vendido cosas proporcionado locas. Pero creo que esto estará en lo más parada de la registro”.

Julien señaló que Christie’s vendió hace abriles el pene de Napoleón e insistió en que, en este caso, decidieron seguir delante por el carácter estrafalario de Truman Capote.

“Si no hubiera sido Truman Capote lo hubiéramos dejado pasar, no habríamos querido ser irrespetuosos”.

“Pero con las excentricidades a las que estaba acostumbrado y su pasión por la prensa, no hay duda de que le hubiera gustado hacer esto”.

 


Fuente:T13.cl