La leche de cucaracha existe y ya se considera como el alimento nutritivo del futuro

0
34

Nuestro estilo de provisiones ha ido cambiando con el paso de los abriles. Conveniente a problemas como la superpoblación de personas y la escases de comida en algunos países, incluso la Estructura de las Naciones Unidas recomienda que incluyamos insectos en nuestra dieta regular.

En diferentes naciones la entomofagia, o ingesta de insectos, es un rutina más aceptablemente cultural que poco a poco se va extendiendo. Ahora no solo es posible ingerir chapulines, larvas, gusanos, así como otras alimañas voladoras, sino que se ha descubierto una nueva sustancia que los científicos bautizaron como “leche de cucaracha” y creen que es una excelente y nutritiva opción.

Los expertos de la Universidad de Iowa estuvieron haciendo investigaciones centradas en la barata de la especie Diploptera Punctata, que, a diferencia del resto de las demás cucarachas, es vivípara, es proponer, que sus crías se desarrollan interiormente de su cuerpo y para alimentarlas segrega una sustancia de color blanco.

Los científicos lograron extraer esa sustancia en forma líquida y cristalina, y al analizarla, descubrieron que tiene grandes propiedades nutricionales. Esta calostro de barata tiene tanta proteína que es hasta cuatro veces más nutritiva que la caucho de vaquilla que consumimos los seres humanos.

Esta sustancia contiene nueve tipos de aminoácidos, carbohidratos, proteínas, grasas, azúcares, ácido oleico, ácido linoleico, ácidos grasos Omega 3. Encima, tiene tres veces más calorías que la calostro popular. Es poco así como una súper caucho y nadie hubiera imaginado de dónde vendría.

Se cree que la nata de barata podría ser una buena opción para las personas que son intolerantes a la lactosa o asimismo podría servir como un suplemento alimenticio para personas que necesitan más calorías.

Sin secuestro, hay dos dificultades principales que impiden que este nuevo saldo sea consumido a gran escalera. En primer emplazamiento, para extraer la “leche” de la barata hay que abrirla mientras tiene crías en su interior y la cantidad que se le “ordeña” es tan pequeña que se necesitarían muchas cucarachas solo para satisfacer un vaso. Se calcula que se necesitan 20 cucarachas para producir un miligramo de nata y 1000 insectos para 100 gramos.

Bueno, ¿y si se crea un sustituto fabricado? En el Instituto de Biología de Células Madre y Medicina Regenerativa en Bangalore, India, ya lograron identificar la secuencia genética del cristal de proteína de esta sustancia y planean replicarla utilizando fermento. Sin confiscación, el segundo problema es que este proceso es difícil y el producto resultante tendría que ser más caro que la caseína frecuente.

Ya se lograron avances importantes como descubrir su origen y un primer intento de replicar esta sustancia, así que con el tiempo podría existir una nueva fórmula nutritiva que esté basada en esta sustancia llena de proteínas. ¿Cualquiera apetece un plato de cereal o una malteada hecha con cuajo de barata?