La Moneda ajusta sus piezas y cambia al jefe de la estratégica División de Gobierno Interior

0
62

Coincidencia o no, en medio del aterrizaje del exsubsecretario Rodrigo Ubilla y su equipo como asesores de Palacio, hubo cambios en el apetecido cargo de director de la División de Gobierno Interior (DGI).

De acuerdo con fuentes de El Mostrador, el presidente de la repartición dependiente de la subsecretaría de Interior Baldo Violic, fue reemplazado por Pablo Galilea, exdiputado RN entre los abriles 1998 y 2010, y subsecretario de Pesca del primer gobierno de Sebastián Piñera entre 2010 y 2014.

Así, el Gobierno apostó por un personero con decano trayecto político para un cargo considerado esencia. Si proporcionadamente no tiene una visibilidad mediática, el puesto es crucial en el andamiada de Gobierno como encargado de asistir y asesorar a autoridades como intendentes regionales y gobernadores provinciales, una tarea fundamental sobre todo en la antesala de un cargado calendario electoral.

Violic, cientista político y asimismo militante RN había asumido recién en febrero. En su currículum tenía a su suceder la confianza del subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, con quien había trabajado en la subsecretaría de FF.AA.

Sin requisa, dicho apoyo no fue suficiente para Violic ya que en los tres meses de permanencia en el cargo no tuvo una buena evaluación interna ni siquiera en RN, aseguran fuentes de Palacio. Sin requisa, no se aleja del Gobierno, porque fue derivado al radio en el interior de la Subsecretaría del Interior que trabaja la reforma a las instituciones policiales.

El cargo de Violic antiguamente era desempeñado por Andrea Balladares Letelier, quien en febrero decidió dar un paso al costado de La Moneda para sumarse al comando del “rechazo”.

Pero Balladares es una militante acertadamente considerada en el piñerismo, al punto que sus servicios volvieron a ser requeridos por el Ejecutor en abril pasado cuando fue nombrada Delegada Presidencial en la Región de la Araucanía por el COVID-19.

Ahora Balladares nuevamente está instalada en el segundo pavimento de La Moneda, cercano a Rodrigo Ubilla. Entreambos llegaron a “tapar hoyos”, según confidencian fuentes de Palacio, y su despliegue coincide con la salida de Violic.