La Moneda cambió de opinión y le repuso la suma urgencia al polémico proyecto de Ley de Inteligencia

0
137

En cuestión de horas, el Gobierno decidió retirar la emergencia al controvertido plan de Ley de Inteligencia, que está en su segundo trámite legal, y luego aplicarle suma aprieto.

La suma emergencia implica que el esquema -que permanece en la Comisión de Defensa de la Cámara Devaluación- debe ser conocido y despachado en esta Cámara en el plazo de 15 días.

La iniciativa crea el Sistema Doméstico de Inteligencia, organismo asesor del Presidente de la República, le otorga más atribuciones a la Agencia Doméstico de Inteligencia (ANI), y moderniza la estructura y coordinación de inteligencia “ante amenazas a nivel interno y externo”, entre otros.

El plan es resistido por la concurso y organismos de derechos humanos, no solo por la infamia del Gobierno de apañarse tramitarlo con celeridad en medio de la pandemia, cuando las prioridades legislativas deben ser otras.

Incluso hay controversia porque “le otorga atribuciones a las FF.AA. y se centra en combatir la protesta social, en vez del crimen organizado o el narco”, como ha señalado la diputada comunista Camila Vallejo.

Adicionalmente, otros reparos a la propuesta oficial son que “cambia la definición de contrainteligencia y establece que la amenaza contra la seguridad del Estado no solo puede ser externa, sino que provenir de ‘grupos nacionales”, según advierte la Comisión Chilena de Derechos Humanos.