La Moneda mantiene férreo blindaje a Carabineros: ministro Ward sostiene que “ningún efectivo se levanta en la mañana con la intención de violar los DD.HH.”

0
155

“Aquí no hay ningún carabinero que se este en la mañana con la intención de injuriar a los derechos humanos, de violar derechos humanos”. Esa fue la frase puyazo por el ministro vocero (s), Felipe Ward, en una nueva señal de confirmación a Carabineros dio La Moneda en medio de las críticas que registra la policía uniformada por su gesticular durante el estallido social a partir del 18 de octubre de 2019.

Entrevistado en T13 Radiodifusión, el ministro de la Segpres, defendió el trabajo de la institución que encabeza Mario Rozas, pese a los últimos hechos que vuelven a poner en tela de seso el trabajo de la entidad, como las brutales golpizas grupales perpetradas en Puente Detención, el atropello del hincha de Colo Colo Jorge Mora, el descrédito de la institución en las encuestas de opinión pública, y los informes de derechos humanos que ponen en tela de litigio el trabajo de la rama uniformada.

Según el secretario de Estado “los carabineros  se levantan con la idea de hacer su trabajo y por supuesto que se han encontrado con dificultades” y enfatizó que para la mantención del orden manifiesto, “se requiere el apoyo de la ciudadanía. Esta tarea es difícil, la estamos enfrentando y vamos a seguir adelante con lo que estamos haciendo”.

En este sentido, añadió que “el orden público es una de las tareas más importantes por parte del Gobierno y la vamos a seguir enfrentando. Nos parece muy relevante la conversación que ha tenido el Intendente Guevara con los vecinos del sector (de Plaza Italia)”.

Se viene marzo

Respecto a cómo el Gobierno visualiza marzo, donde se anuncian una serie de manifestaciones, Ward indicó que “el Gobierno tiene que trabajar en función de la evidencia y nosotros, si bien, entendemos que hay preocupación ciudadana y que hay personas que señalan que marzo va a ser de tal o cual manera, por supuesto que nos estamos preparando”.

Sobre este tema asimismo se refirió el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien confesó a Radiodifusión Infinita que se preparan para marzo “con optimismo realista”.

“Marzo va a ser un mes que va a tener dificultades, pero no lo transformemos en una profecía autocumplida”, advirtió.

Al respecto, señaló que “el 18 de octubre tuvo manifestaciones muy importantes y legítimas, ha venido derivando en hechos de violencia y aprovechamiento de grupos delictuales que buscan es que el Estado se retire de las poblaciones para tomar control”.

En este sentido, destacó la quebranto en los incidentes violentos en las últimas semanas. “En octubre teníamos del orden de 100 eventos graves al día, en noviembre 40 y en enero pasamos a 3 por día. Ha ido bajando el nivel de violencia y nos hemos ido haciendo cargo de la agenda de seguridad”, indicó.

Sin secuestro, evitó anticipar qué medidas están contempladas. “Lo otro que hemos aprendido es que en materia de seguridad y orden público las estrategias no se anuncian, se ejecutan”, dijo el jerarca de estancia.

Lo que sí comprometió Blumel es que como señal de “transparencia y dar garantías a los ciudadanos”, el objetivo es que “en de marzo todos los efectivos de control de orden público que estén en las calles, tengan cámaras corporales”.

En términos políticos, el Gobierno desafío a marzo como el mes para sacar delante los temas pendientes de las diversas agendas en marcha.  “La frustración de la ciudadanía con los dirigentes políticos, con nosotros, es porque nos miramos el ombligo la mayor parte del tiempo y demostramos muy poca capacidad para pensar en las necesidades de los ciudadanos (…) Marzo, desde mi punto de vista es un mes para que lleguemos a acuerdos en torno a los proyectos sociales y en torno a la agenda de seguridad y orden público”, indicó.