La Moneda se enreda con el proyecto que prohíbe el corte de servicios básicos e incluso desde la derecha le piden no frenar su promulgación

0
109

La notificación del Gobierno de no promulgar la ley que prohíbe el corte de servicios básicos durante la pandemia, lo que podría derivar en un nuevo requerimiento de inconstitucionalidad frente a el Tribunal Constitucional, ha generado revuelo en el mundo político, incluso en las filas mismas de Pimiento Vamos.

Desde la examen, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, señaló que “es inconcebible que el Gobierno dilate la promulgación de la ley”, mientras uno de los más duros fue el senador PPD Guido Girardi, quien lamentó que “se gobierne para las grandes empresas y no para la gente”.

La ley quedó nómina para su promulgación, luego de la aprobación este jueves en el Senado del noticia de la Comisión Mixta, con votos de senadores de derecha como José Ossandón (RN) Juan Castro (RN), Francisco Chahuán (RN) y David Sandoval (UDI).

Sin incautación, el empleo Secretaría Genérico de la Presidencia emitió una enunciación en la que señala que el contenido de la moción despachada “podría constituir infracciones a las normas constitucionales” y por lo tanto “se encuentra resolviendo los cursos de acción”.

Uno de estos cursos de bono es acudir al Tribunal Constitucional (TC) y que sea el organismo el que se pronuncie, una alternativa que genera ruido al interior del Ejecutor y el oficialismo. De hecho, desde las bancadas de Pimiento Vamos avisaron que no estaría disponibles para ser ellos quienes concreten la presentación, como lo han hecho en otras oportunidades. “Si el proyecto adolece de vicios de constitucionalidad deberá ser el gobierno o las empresas quienes deberán concurrir al TC. No creemos que tengamos que ser nosotros los que debamos pagar los costos”, sostuvo el diputado UDI Sergio Bobadilla en declaraciones a La Tercera.

Otra opción sería un veto presidencial, como se hizo ya este año para sacar delante el Ingreso Abierto de Emergencia.

“Gobierna para las empresas”

El plan despachado por el Congreso establece que no se podrá cortar el suministro por mora, posterga el suscripción de cuentas en ciertos casos, fija un plan distinto de internet arbitrario por tres meses para los estudiantes que estén adentro del 60% de vulnerabilidad y determina la implementación de un plan solidario de telecomunicaciones, entre otros.

“Es un proyecto fundamental en la lucha contra la pandemia y para que las personas puedan mantener las cuarentenas”, insistió Girardi.

El ingrediente de la Comisión de Sanidad del Senado “lamentó que el Gobierno por defender intereses de las grandes empresas y no los de la ciudadanía, pretenda impedir que estos beneficios lleguen a las personas y esté pensando vetar la iniciativa aprobada transversalmente”.

“Necesitamos un Gobierno para la gente, que esté pensando en resolver los problemas de la ciudadanía y ayudar a que se puedan cumplir las medidas sanitarias que permiten cerrar la llave de los contagios y no estar permanentemente defendiendo los intereses de las grandes empresas”, añadió.

Por su parte, Elizalde emplazó al Gobierno e insistió en que “las familias lo están pasando mal ahora. Es ahora cuando muchos de nuestros compatriotas no cuentan para pagar estos servicios básicos, por eso nos parece imprescindible que esta ley entre en vigencia a la brevedad posible”.

Diferencias en la derecha

Al interior de Pimiento Vamos no hay consenso. Para el senador UDI Iván Moreira, quien se abstuvo en la votación, la ley es inconstitucional y desafió a la concurso señalando que “si quieren cambiar la Constitución ganen el plebiscito de octubre”. De paso, catalogó de “populista” la moción, señalando que el Gobierno ya acordó con las empresas en marzo pasado medidas de alivio para las familias más afectadas.

Sin requisa, el diputado Miguel Mellado (RN) pidió acelerar el proceso. “Yo llamaría al Gobierno a promulgar rápidamente la ley del no corte de los servicios básicos. No hubo ningún voto de rechazo ni en la Cámara de Diputados no en el Senado, eso llama a una reflexión del gobierno. Además, la Ministra de Transportes y la Subsecretaria, se involucraron fuertemente en la comisión mixta para sacar un buen proyecto en el área de telecomunicaciones para garantizar la conectividad de las familias. Este es un buen proyecto transitorio, no es un proyecto de cambio en la Constitución ni mucho menos, es transitorio por 90 días y creo que le da un marco legal a lo que el gobierno ya venía haciendo”, manifestó el parlamentario.

Chahuán: “Sería un profundo error” no promulgar la ley

En conversación con El Mostrador, senador RN Francisco Chahuán señaló que “sería un profundo error (…) Todos consideramos que tener acceso a servicios básicos es vital. Es cierto, la ley pudo haber salido mejor (…) pero ciertamente hoy día, no promulgar la ley sería un profundo error, toda vez que el propio Gobierno, el propio Presidente y el propio subsecretario Ossa señaló que ellos compartían el fin logrado en virtud del proyecto de ley”.

Chahuán agradeció la disposición de la ministra de Transportes Empíreo Hutt de acoger la iniciativa que él presentó -junto a la senadora Yasna Provoste- que permite dotar de internet gratis a los niños, niñas y adolescentes en etapa escolar y universitaria. En ese sentido, sostuvo que “no se entiende que por una parte, ministros de Estado como la ministra de Transporte, recogen un proyecto que también el Gobierno señalaba que tenía algún cuestionamiento de constitucionalidad (…) y ahora resulta que el Gobierno, una vez aprobado (el proyecto) y cumpliendo el objetivo que el propio Presidente inició en su gestión directamente con las personas directamente afectadas, finalmente recurra al Tribunal Constitucional”.

“Este proyecto conecta con el drama que están viviendo miles de familias que hoy día están pasando una pandemia sanitaria y económica”, finalizó.