La niña del incendio ya creció y está vendiendo su propio meme por 478,000 dólares

0
50

Los memes han llegado a nuestras vidas para darnos a conocer situaciones de una forma muy explícita, pues en cuanto vemos uno, no podemos evitar relacionarlo con poco que nos ha sucedido o un acontecimiento nuevo. Encima, es muy acomodaticio encontrarlos en cualquier sitio de internet.

Uno de los más famosos es el de Disaster Girl, que muestra a Zoe Roth cuando tenía cuatro abriles sonriendo a la cámara mientras en el fondo se encuentra una casa en llamas. Hace unos días, esta imagen formó parte de una subasta y fue comprada por una considerable cantidad de dólares.

En la presente, Zoe ya tiene 21 abriles de años y sabe perfectamente que su interpretación más muchacho se ha convertido en toda una celebridad para los internautas de todos los rincones del planeta. Ella recibió una inesperada pero muy grata nueva, pues en febrero recibió un correo electrónico en el cual se le informaba que podía poner a la cesión esta imagen como un token no fungible (NFT). Sin incautación, lo más impresionante es la cantidad sugerida, ya que esta constaba en falta más y cero menos que seis cifras.

Con un NFT, Zoe y su padre podrían crear un código informático único para la imagen y así obtener controlar la propiedad intelectual en un futuro. Posteriormente de considerarlo seriamente, Zoe decidió ponerla en subasta en un sitio de internet donde podría ser comprada con criptomoneda Ether, la cual puede alcanzar un valencia promedio de 2200 dólares por pelotón.

La subasta se mantuvo durante 24 horas en el sitio Fundation.app y dio inicio el 16 de abril a las 6:00 p.m. Luego de tomar más de 20 ofertas, sorprendentemente al final logró venderse por 180 Ether, lo equivalente a unos 478 000 dólares. Sin secuestro, hay que dejar en claro que esta criptomoneda es demasiado volátil, tanto como la bitcoin, por lo que su valencia en dólares pueda variar en gran medida en pocos minutos.

Felizmente, algunas tiendas de arte NFT permiten que tras traicionar una obra, la autora conserve los derechos de la misma y así pueda ser beneficiada en un futuro con regalías, por lo que ella y su padre recibirán el 10 por ciento de cada saldo que se haga del NFT.

Zoe tiene toda la intención de compartir el pasta con los cuatro integrantes de su clan. Pero eso no es todo, ya que está investigando a qué organizaciones sin fines de provecho puede donar parte de sus ganancias, mientras que su padre dijo que usará el plata para reparar el flato acondicionado del automóvil.

La vida de la grupo dio un desvío muy interesante. Encima, Zoe declaró que nadie que se haya convertido en un meme ha intentado hacer lo que ella está haciendo, pues solo han pasado a la historia como memes, y no está muy segura de si todo lo que le está aconteciendo tenga que ver con la suerte o el destino, pero se siente demasiado perfectamente, por lo que ha decidido aceptarlo en su vida.