La opinión de los expertos en el workshop “Transparencia en tiempos de pandemia”: el Gobierno ha entregado datos “matemáticamente imposibles”

0
114

Con la décimo de diversos expertos en materia de datos, este miércoles se desarrolló el Workshop “Transparencia en tiempos de pandemia”, organizado por el Consejo para la Transparencia (CPLT), un taller donde los especialistas plantearon la aprieto de contar con información pública de calidad acerca del Covid-19.

Respecto a la información sobre el coronavirus proporcionada por la autoridad sanitaria, y en un ambiente en el que el apoyo comprobado y tecnológico se hace cada vez más necesario, Camila Riachuelo, investigadora de Espacio Sabido, acusó que la información emitida por el Minsal en un principio no se publicaba en ninguna parte y que actualmente los informes epidemiológicos son cada vez menos constantes. Esto es preocupante considerando la situación crítica que atraviesa el país, aseveró la magíster en disección crematístico de la Universidad de Pimiento.

Sin requisa, y agravando la situación ya expuesta, Riachuelo añadió que el Ejecutor ha caído en “inconsistencias que matemáticamente son imposibles”, por lo que actualmente “uno trabaja con los datos un poco a ciegas”. Un ejemplo de ello es que las cifras en muchas oportunidades no han sido expresadas de la forma correcta, como ocurrió con la interpretación en la polémica de los casos “fallecidos”, agregados en el apartado de “recuperados”.

En la cita supuesto, que tuvo como moderador a Héctor Cossio, editor periodístico de El Mostrador, Francisco Leturia, guía del Consejo para la Transparencia, asimismo demandó decano visibilidad de datos y enfatizó que la información es básica para tomar decisiones en todo ámbito, para la ciudadanía y el mundo estudiado.

Adicionalmente, acusó que “hay cierta resistencia (desde el mundo político)” a entregar información dura, ya que “no estamos acostumbrados” y la contemporáneo crisis “nos pilló mal parados y con pocos elementos para salir adelante”. “Lo que la crisis del Covid-19 nos está permitiendo es poner una lupa sobre un tema y ver esa urgencia y los problemas que se generan cuando la información es poca, tardía e insuficiente”, indicó.

El maestro del CPLT añadió que “hay una virtud cívica que es crítica y determinante para la producción de buenos datos, para tener buena información y, por lo mismo, para que se tomen buenas decisiones, para que se haga un buen investigación sabido, para combatir las fake news , para ser encajado con las autoridades y lo llamaría la eterna vigilancia, la perpetua vigilancia”.

En esa camino, pero en cuanto al comunicación irrefutable a la información, Marcelo Arenas, director del Instituto Milenio Fundamento de los Datos (IMFD), comentó que “nosotros queríamos ver los datos crudos, información desagregada y sin procesar para entender cómo funciona el virus y buscar dar solución”, para cumplir la labranza como científicos. Sin requisa, – la información – no fue proporcionada, según consignó Arenas, remarcando que esta útil es fundamental para el mundo de la ciencia.

Sin incautación, considerando lo presentado por los expertos y en ámbitos generales, el doctor en Ciencia Política de la UC, Fernando Rosenblatt, planteó que para tener transparencia y acercamiento a estos datos “no alcanza con aprobar leyes a la información pública”, tomando en cuenta que lo primero que debe activo es un “convencimiento” y esta materia tiene que “incorporarse como un trabajo de largo plazo”, lo que “no va a poder solucionarse ahora”.

El escolar de la Universidad Diego Portales (UDP) añadió que “en la actualidad, legitimidad y confianza están indisolublemente vinculadas con un manejo transparente de la información”. En situaciones como estas “la ciudadanía debe tener confianza en lo que se está haciendo, y en los resultados para que esos actores estén dispuestos a no difundir información falsa y a colaborar con la gestión de la crisis”, recalcó.

Respecto al tratamiento de redes sociales y a la información mediática, Bárbara Poblete, doble en privacidad de datos en la web, advirtió que la comunicación, especialmente en redes sociales se realiza igual –con o sin datos oficiales- cuando existe poca información oficial. Adicionalmente, alertó que como no hay forma de corroborar la procedencia de esta, los usuarios la van “a valorar y propagar igual”, comentó la PhD en Computación.

Escuche el audio del taller acá: