La oscura historia detrás de la foto más icónica del fin de la Segunda Guerra Mundial

0
198

Alfred Eisenstadt (1898-1995) tomó en 1945 esta fotografía de un marino estadounidense besando efusivamente a una enfermera en Times Square para celebrar el fin de la Segunda Guerrilla Mundial. (ARCHIVO)

Hace una semana se conoció el fallecimiento de Greta Zimmer Friedman, la enfermera que es una de las protagonistas de la foto más icónica del fin de la Segunda Querella Mundial. En la imagen, tomada por el fotógrafo de la revista Life Alfred Esenstaedt el 14 de agosto de 1945, muestra cómo un marinero, George Mendonsa besa apasionadamente a una enfermera en Times Square, Nueva York, tras conocerse el final del conflicto con la rendición de Japón.

Pero pese al carácter simbólico de la foto y que para muchos sea la viva imagen del romanticismo, en verdad oculta poco más sombrío y muy posiblemente, hoy en día hubiera sido objeto de denuncia social.

La propia Friedman explicó antaño de fallecer que Mendonsa la agarró y la besó sin que ella pudiera reaccionar. Adicionalmente, Mendonsa estaba ebrio.

Por ello, algunas voces niegan el carácter icónico de la imagen, puesto que se trata pura y llanamente de una imagen de acoso sexual, por mucha entusiasmo que pudiera poseer a causa del final de la aniquilamiento. El portal Feministing lo dice aceptablemente claro, citando a un bloguero llamado Leopard: “¿Tiene usted la sensación de que poco no es del todo correcto en esa foto? Allá de ser un beso entre una pareja de amantes, sabemos que George y Greta eran perfectos desconocidos. Sabemos que George estaba borracho y que Greta no tenía ni idea de su presencia, hasta que estaba rodeada por sus brazos, con sus labios sobre los suyos. Parece proporcionado claro que George comete un asalto sexual“. Hablan por eso de “ceguera selectiva sobre la cultura de la violación”.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora: