La otra discusión pendiente: cómo suplir la falta de médicos en medio de la pandemia

0
128

La idea de suspender por un periodo de dos abriles el Examen Único Doméstico de Conocimientos de Medicina (Eunacom), propuesta en un esquema de ley por el senador del PRO Alejandro Navarro, fue correctamente recibida en La Moneda e incluso, frente a la emergencia que vive el sistema de vigor, fue apoyada por el mismísimo Jaime Mañalich. El titular del Minsal llamó incluso a los parlamentarios a aprobar con celeridad la moción presentada el 25 de marzo.

Sin bloqueo, pese al entusiasmo del doctor Mañalich, representantes de los gremios de la vigor, como Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico, se oponen a la iniciativa. “Rechazamos tajantemente este proyecto y esperamos que el Gobierno le retire la urgencia”, dijo Siches, según consigna El Mercurio.

A la voz del Colmed se suma una carta firmada por la Institución Chilena de Medicina, la Asociación de Sociedades Médicas de Pimiento (Asocimed), la Asociación de Facultades de Medicina de Pimiento (Asofamech) y el propio Colegio Médico, donde plantean que es “inaceptable” respaldar un esquema de ley que persigue un objetivo que hoy es posible alcanzar con los instrumentos legales existentes, y que encima, no ha sido presentado ni discutido por el Ejecutor con nadie de los actores que adhieren esta explicación.

Cerca de mencionar que la propuesta de Navarro se pedestal en que, adecuado a la pandemia, se hace urgente contar con más personal médico para confrontar la emergencia. Sin incautación, en el ámbito de la alerta sanitaria, el Ocupación de Sanidad está competente a contratar a profesionales sin el Eunacom aceptado o títulos revalidados.

Guido Girardi (PPD), miembro de la comisión de Lozanía del Senado y quien votó en contra del plan, dijo al temprano que le parece innecesario, entendiendo que “hoy el Gobierno tiene todos los instrumentos dados por el estado de catástrofe para poder contratar a todos los médicos que se necesiten de cualquier país del mundo”.

Desde la comunidad médica y en el comunicado antiguamente mencionado los médicos enfatizan que la propuesta, que fue aprobada por la Comisión de Salubridad del Senado, “pretende eliminar cualquier sistema de evaluación de competencias de médicos titulados en el extranjero, medida que nos parece innecesaria”.