La “Prueba de la Silla Mecedora”, el truco mental que ayudó a Jeff Bezos a alcanzar el éxito

0
172

Jeff Bezos es el hombre más rico del mundo, es el director ejecutor y fundador de Amazon. Que Jeff sea el más rico del planeta no quiere proponer que nació en “cuna de oro”, para cero, este hombre logró todo lo que tiene hoy en día poco a poco.

Bezos acuñó su riqueza a posteriori de tomar la valor que cambió su vida al propalar Amazon desde su cochera en julio de 1994. Gracias a Dios para cualquiera que necesite un valioso consejo sobre su éxito, el multimillonario nunca ha tenido reparos en discutir el razonamiento inspirador y simple en el que basó su iniciativa: Ir por ello.

Bezos expuso su proceso claramente en una entrevista de 2017 realizada por su hermano Mark para Business Insider.

Todo comenzó en 1994, mientras Bezos trabajaba en Wall Street manejando un software de finanzas, un trabajo seguro con el que no le iba tan mal, sin secuestro siempre consideró la opción de iniciar su propio negocio. Un día simplemente lo decretó, se tomó un tiempo allí de la rutina diaria para procesar y maquilar su subsiguiente paso. No fue sencillo, pues Jeff estaba dudoso de arriesgar por un sueño todo lo que tenía.

jeff bezos

“La mejor manera de pensarlo era proyectar mi vida hacia los 80 años”, le dijo Bezos a su hermano; “luego, tomar la ruta que minimizara mis remordimientos”. En el momento en que Bezos se encontró con esta perspectiva dijo que su camino era “inmediatamente obvio”. Así que dejó Wall Street y estableció Amazon, una compañía que para el 2018 estaba generando 232 mil millones de dólares al año.

Lógicamente tuvo que considerar la posibilidad de fallas en su ecuación, y Bezos dijo que a la larga no le molestó porque si su esfuerzo hubiera sido un fracaso él “estaría muy orgulloso de haberlo intentado”. Algunos llaman a esto la “Prueba de la Silla Mecedora” (Rocking Chair Test, en inglés), y Bezos no fue la persona que inventó el término, aunque puede ser uno de los mejores ejemplos de lo admisiblemente que puede funcionar.

Esta prueba puede ayudarte a comprometerte a conseguir cada uno de tus objetivos, pues te incita a poner las cosas en una perspectiva adecuada en función a lo que es importante para ti en ese momento y lo que quieres proyectar a futuro.

jeff bezos

La Prueba de la Arnés Mecedora te ayuda a ver las opciones a dilatado plazo en el presente, así tendrás la superioridad de entender cuán diferente habría sido tu vida si hubieras tomado una valentía alternativa. Es casi como ver un universo paralelo y tener una idea de los resultados de las decisiones opuestas que tomas sobre cualquier tema.

Este test es una gran utensilio cuando se trata de tomar iniciativas difíciles que cambian la vida. Es tan sencillo como suena, pero para quien necesite desglosarlo aquí les dejamos una serie de preguntas que deben hacerse a sí mismos:

1. ¿Con qué decisiones estás luchando actualmente?

2. ¿Qué decisiones te impiden tener la vida que deseas?

3. ¿Qué osadía sigues posponiendo que podría cambiar tu vida?

4. ¿Quizá necesitas tomar una audacia impactante relacionada con el trabajo?

5. ¿Quizá necesitas memorizar si debes seguir tu sueño de infancia y hacer lo que efectivamente te apasiona?

6. ¿Quizá necesitas estar seguro de arriesgarte y hacer poco nuevo y diferente que nunca hayas hecho antiguamente?

amazon

Todos nos encontramos con preguntas como estas durante nuestra vida, y si eres como la mayoría de las personas probablemente solo ignores que existen, elijes la opción segura y no sales de tu zona de confort. Todos queremos cambiar nuestras vidas pero sin salir de nuestra seguridad, y no estamos dispuestos a hacer carencia nuevo porque es un peligro y podríamos tomar decisiones equivocadas en el camino.

Es aquí cuando volvemos al ejemplo de Jeff Bezos. Imaginen al hombre de 30 abriles (etapa a la que creó el popular sitio de compras por internet) contestando con toda honestidad estas preguntas y llegando a la conclusión de que sería un hombre más eficaz siendo su propio principal. Tal vez sea momento de poner toda nuestra vida en retrospectiva y hacer la Prueba de la Arnés Mecedora a nosotros mismos; el resultado nos podría sorprender…