La terrible condición en la que vivían los padres acabó con la vida de una bebé recién nacida

0
58

Para nadie es un secreto que un bebé es el ser más indefenso y frágil que existe en el mundo, por lo tanto, los cuidados deben ser completamente especiales y más aún desde que nace. Sin confiscación, no todos los padres están preparados adecuadamente para la arribada de un pequeño a casa.

El caso de esta pequeña comunidad conformada por Richard Heys y Bethany Rowley, terminó aciago por las terribles condiciones en las que tenían su casa. El desorden, la descuido de exactitud y los vicios del padre fue lo que causó la asesinato de su pequeña hija de casi nada días de nacida.

Bethany dio a luz a la pequeña pero tuvo complicaciones, motivo por el cual el padre tuvo que ponerse a la bebé a casa mientras la madre se recuperaba en el hospital. A los pocos días, cuando Bethany regresó a casa, se consiguió a su cónyuge preparando un cigarrillo de mariguana e inmediatamente subió al cuarto a revisar a la bebé y no estaba respirando.

Llamaron a urgencias y fueron rápidamente, sin incautación, no lograron reanimarla. La pequeña había muerto por las pésimas condiciones en las que se encontraba su cuna, con mucha ropa y objetos que causaron asfixia, encima del espantoso olor en toda la casa.

Es evidente que estos padres no estaban preparados para criar y cuidar a su bebé, lo que es efectivamente lamentable. Comparte para que llegue a muchas personas y tomen conciencia.

La entrada La terrible condición en la que vivían los padres acabó con la vida de una bebé recién nacida se publicó primero en Porque no se me ocurrio.