La trágica historia de la poeta que inspiró el lema feminista #NiUnaMenos

0
510
loading...

Las decenas de miles de personas que marcharon el miércoles por la Arboleda contra la violencia de tipo, pasaron frente a La Moneda, que estaba iluminada en su frontis con una proyección hércules de la frase: “Ni Una Menos“. 

Esas tres palabras ya se han convertido en el divisa que aglutina la causa de las mujeres que en Pimiento, Argentina, México y el resto de latinoamérica, luchan por la igualdad de condición y el término de la violencia machista, que queda reflejado con las preocupantes cifras de mujeres brutalmente asesinadas año a año. 

27 femicidios en lo que va de 2016: las cifras que alertan sobre estos ataques en Chile

Pero, ¿de dónde nació la consigna que hoy por hoy es escrita en distintas partes del mundo en contra de los femicidios? 

Susana Chávez fue la poeta y agitador mexicana por los derechos humanos que en 1995 utilizó la frase “Ni una menos, ni una muerta más” para salir a desgañitarse contra la violencia de mercaderías en las calles de Ciudad de Juárez, Chihuahua, considerada entonces la población más violenta de ese país. 

Sin saberlo, la defensora de los derechos de la mujer había creado la frase que pocos abriles a posteriori aunaría al mundo en la lucha contra los femicidos. 

Desde su blog “Primera Tormenta” -que aún está disponible-, la provocador denunciaba los sistemáticos casos de mujeres asesinadas en Ciudad de Juárez (más de 700 casos entre 1993 y 2011) que quedaban en el ventarrón, sin responsables y muchas veces sin siquiera cuerpos que tapar.

Como resultado de su lucha logró que la Corte Interamericana de Derechos Humanos apuntara al Estado de México como uno de los principales culpables de estos hechos.

Chávez se unió al movimiento “Nuestras hijas de regreso a casa”, fundado por los familiares y amigos de las jóvenes desaparecidas en el estado de Chihuahua.

Sin bloqueo, tras más de 10 abriles en la primera sarta de la lucha, Chávez fue víctima del mismo crimen contra el que combatía. 

El 6 de enero de 2011 Susana Chávez, con 36 abriles, fue asesinada por tres jóvenes de 17 abriles. La violaron, le mutilaron la mano izquierda (una forma de aparentar que fue ejecutado por narcos) y la asfixiaron con una bolsa en la cabecera, dejándola abandonada en el centro de la ciudad.

Su embajador fue inmortal: con su obra Chávez puso la alerta de las atrocidades cometidas en la Ciudad de Juárez contra las mujeres, hizo ecuanimidad a su medida y dejó el eslogan que uniría a diferentes partes del mundo para pelear contra su homicidio y el de otras miles de mujeres. 

 

Fuente:T13.cl

loading...