La trastienda de la carta en contra del aborto que firmaron los mineros rescatados en Atacama

0
582
loading...

“Hoy nos sentimos en la obligación de opinar a los entes correspondientes, que, como mineros rescatados, no queremos que se atente contra la vida ni que se promulguen leyes que no permitan el derecho a residir y a existir en Pimiento. Decimos un esforzado “No” a la ley de feto”, manifestaron 22 de los 33 mineros rescatados en Atacama en una carta publicada hoy en El Mercurio. 

En víspera del sexto aniversario de la escape de los trabajadores desde las profundidades de la minSan José, parte de “Los 33” vuelven a unir sus voces y esta vez para expedir un mensaje al país en contra del malogro, un pensamiento que hace más de un año viene gestándose en el interior del orden.

La carta y su historia

Según Luis Urzúa, uno de los mineros que firmó la carta, el primer acercamiento al tema ocurrió el año pasado, cuando el Papa Francisco les extendió una invitación al Vaticano. Según relató a T13.cl, durante su turista, los trabajadores tuvieron la oportunidad de conocerlo personalmente, al igual que a otras autoridades religiosas, momento en el cual se abordó el tema de la interrupción del estorbo.  

Un año a posteriori de esto, Urzúa se puso en contacto con Elizabeth Bunster, coordinadora del conglomerado “Chile es Vida” y directora del Esquema Esperanza, quien lo incentivó a escribir una carta en contra del engendro y el esquema de ley del gobierno que despenaliza este en tres causales (inviabilidad del feto, peligro de vida de la madre y violación) y que hoy se analiza en la Comisión de Constitución.

El minero aceptó la proposición y cercano con la estructura y la ayuda de su esposa redactó la carta.

Una vez escrita, desde “Chile es Vida” comenzaron a emplazar por teléfono y correo electrónico a los otros 32 mineros para preguntarles si apoyaban la iniciativa. Para esto les leyeron la carta y les preguntaron si es que querían modificar poco de ella, según explica Urzúa. Finalmente 22 dieron su consentimiento.

Urzúa afirma que los demás no la rechazaron, sino que simplemente nunca contestaron o fueron imposibles de ubicar.

Las discrepancias

Al parecer “el decimos un fuerte ‘No’ a la ley de aborto”, no logra ser lo suficiente. Hablamos con otros de los mineros que firmaron la carta y sorpresivamente nos encontramos con que la opinión de estos frente al pérdida no es tan clara como se refleja en la misiva.

Uno de ellos es Omar Reygadas, que al contrario como se plantea en la carta, sí está de acuerdo con el pérdida en una de las causales.

“Yo expliqué –cuando lo contactaron- que tenía mis reparos con el tema porque cuando hay una violación, un peligro de vida para la madre, hay que poner un poco de sentido popular y ver el tema de que esa mujer asimismo tiene derecho a conducirse. Yo creo que ahí nosotros no podemos tomar una valentía”.

Lo mismo ocurre con el minero Víctor Zamora, quien afirma que el tema de la violación es un caso “delicado” y que es audacia de cada persona el cómo efectuar frente a una situación como esta. 

Los dos, pese a tener reparos, aparecen firmando la carta. 

Repercusiones en las redes sociales

Como era de esperarse el tema ha sido en el interior de los más comentados en Twitter, donde han expresado su opinión los que están en contra y a auxilio del plan.  

En cuanto a las publicaciones en contra de la misiva, destacan algunos que tildan a la batalla como una forma de “mercantilización de la tragedia”, mientras que otros hacen un llamado a los mineros a preocuparse más de pelear por sus condiciones laborales. 

Delante estos comentarios, los mineros concuerdan en su reacción.

Lo que estamos haciendo, como cualquier chileno que haya vivido una situación crítica, es solo dar una opinión con respecto a lo que es el derecho a la vida”, dijo Reygadas.

Urzúa, por su parte, indicó que “no se trata de que nosotros vayamos a tener una repercusión en la parte admitido, es solo demostrar el advertir de nosotros como personas que pueden expresar su derecho a radicar. Todos somos padres de comunidad, si no hubiera sido por ellos nosotros siquiera hubiéramos podido salir”. 

Revisa acá la carta completa:

Un chillido de silencio

En la víspera de rememorar el sexto aniversario del siniestro de la mina San José y su exitoso rescate, nos es imperioso asegurar: -Gracias, Pimiento, por la fuerza en la oración que protegió nuestra vida; -por no dejarnos atrapados a 700 metros bajo tierra; -por volver medios humanos para conseguir el rescate; -por creer en el sexo a la vida, especialmente en la nuestra.

A seis abriles de la terrible catástrofe minera de la San José, agradecemos a Todopoderoso y al pueblo de Pimiento por la energía de acto sexual, de esperanza y de vida que recibimos durante los 70 días que permanecimos atrapados, que logró lo inalcanzable gracias a que la Madre Tierra dio a luz a 33 hombres mineros que había refugiado, con simpatía, en su vientre.

Agradecemos a la Misericordia de Todopoderoso por habernos permitido la favor de retornar a venir al mundo y encontrar vida y no la homicidio. Gracias, Pimiento, por la solidaridad, la dignidad y el respeto a la vida que remece fuertemente el corazón de toda su concurrencia. Rogamos a la Divina Misericordia que nuestro país siga conservando y protegiendo el derecho a la vida y que no vulnere a los que no tienen voz, a los que emiten un lamento en silencio. A los que se les ha obtuso el derecho a existir.

Como chilenos, no aceptamos leyes que no respeten la vida humana, leyes que carecen de solidaridad y de bienquerencia. Nos hace desidia una advertencia más profunda sobre la importancia de existir. No quisiéramos imaginar qué hubiese sido de nosotros, los 33 hombres mineros, si aquel fatídico 5 de agosto la sentencia de homicidio hubiera resultado nuestro único refugio.

Apelando a este hermoso sentimiento de acto sexual que Pimiento manifestó para con nosotros, los mineros, hoy nos sentimos en la obligación de proponer a los entes correspondientes que, como mineros rescatados, no deseamos que se atente contra la vida ni que se promulguen leyes que no permitan el derecho a existir y a existir en Pimiento. Decimos un cachas “No” a la ley de pérdida. Que el sexo nos refugie, que la solidaridad sea nuestro amparo, y que Jehová los bendiga por siempre.

Álex Vega; Ariel Ticona; Carlos Mamani; Carlos Barrios; Darío Segovia; Daniel Herrera; Edison Peña; Esteban Rojas; Florencio Ávalos; Franklin Lobos; Juan Carlos Aguilar; Luis Urzúa; Mario Gómez; Mario Sepúlveda; Omar Reygadas; Osmán Araya; Pablo Rojas; Pedro Cortez; Raúl Bustos; Renán Ávalos; Richard Villarroel; Víctor Zamora.

 

Fuente:T13.cl

loading...