Ladrón escapa porque los testigos no lo identificarlo, tenían su atención en su fea corbata

0
45

¿Cuál será el disfraz consumado para que un saqueador logre cometer su desmán y escaparse con la suya? Esta parece ser una pregunta que podría tener muchas respuestas, desde medias en la cara, pasamontañas, antifaces hasta máscaras, pero lo que estamos a punto de ver es poco que nadie podría imaginarse.

El pasado 6 de abril un carero de unos 20 abriles de etapa ingresó a un tira de la ciudad alemana de Bad Soden-Salmünster, acercándose al cajero para pedirle que le entregara todo el caudal.

Según el documentación de la policía, el sospechoso iba armado durante el atraco, pero más que eso, lo único que los testigos pudieron señalar es que traía una horrible corbata al más puro estilo de la lapso de los 80.

La policía no pudo conseguir más información adecuado a que los agraviados no pudieron rememorar más acerca de la apariencia del sujeto, pues estaban distraídos por la horrible corbata, lo que nos lleva a pensar si el mangante era todo un índole del disfraz, tenía un pésimo sentido de la moda o tal vez solo se trató de un simple ocurrencia de suerte.

Esto dejó a las autoridades con los posibles totalmente limitados al momento de intentar dar con el criminal. La policía ha llegado a pensar que la espantosa corbata podría fungir como parte fundamental de distracción de su disfraz.

Lo hizo inteligentemente. Todo el mundo se centró en la fea corbata y no le prestó atención a la cara.

– Portavoz de la policía

El hecho ha resultado suficiente peculiar y podríamos ponernos a pensar que el bandido no lo hizo premeditadamente y que solo era su corbata favorita, por lo que podría estar triste de que todos se burlen de ella. Lo que sí es una existencia es que al parecer el plan funcionó a la perfección, pues hasta el día 8 de abril la policía aún no tiene absolutamente una pista que pueda dirigirlos al paradero del caco.