Ladrones tontos intentan robar una televisión, hacen un desastre y fallan rotundamente

0
67
loading...

Hasta para ser malo hay que ser bueno, y para ser bandido se necesitan astucia, maña, reflejos, fuerza y planes admisiblemente elaborados, cosas que no tuvieron estos torpes rateros.

La delincuencia está peor cada día y no nos referimos a que haya más crímenes, sino a que los ladrones de verdad están empeorando. Para muestra, abriremos el archivo policial de los criminales más tontos para mostrarles el caso de estos tres tristes tipos cuyo atraco falló épicamente.

Las cámaras de seguridad interiormente y fuera de un negocio en Brasil captaron a estos sujetos confiados en sus escasas habilidades criminales tratando —esta es la palabra esencia— de robarse una pantalla ínclito que colgaba de una tapia. Esto fue lo que sucedió en este chusco intento de robo.

El primer timador estacionó su carro frente al negocio, se bajó y comenzó a calentar uno de los vidrios del lado hasta que lo rompió. Se metió rápido y quiso libertar la pantalla de la muro, pero estaba aceptablemente atornillada y no pudo quitarla.

Entonces hizo su aparición el segundo mangante, veloz e intrépido, que se estampó contra uno de los vidrios del negocio y terminó rebotando hasta el suelo. Un pequeño tropiezo (de muchos) en este atraco.

El tercer protagonista de este robo llegó al espacio para rasgar la cajuela y meter la pantalla en el carro. Mientras tanto, el primer gato seguía sin poder quitar el dispositivo de la muro.

Uno de sus compinches se metió al división para ayudar, pero resbaló con los cristales y terminó en el suelo. Luego se levantó y con su fuerza logró librarse la pantalla. Pero preciso cuando tenían en las manos su saqueo, al parecer sonó una temor y estos tipos tuvieron que salir corriendo, no sin antaño resbalarse —¿en serio, otra vez?— y terminar embarrados en el suelo.

El primer cleptómano se levantó, subió al coche y se fue del superficie. De la ambiente del crimen solamente se llevaron las manos raspadas, las rodillas lastimadas y lo que dejaron fue su orgullo de ladrones en el suelo.

Todo su fallido intento de robo fue captado en un video publicado en internet que los convirtió en el hazmerreír. Se les olvidó que siempre hay una cámara vigilando cuando se cometen las peores torpezas. Aquí les dejamos el fragmento del circuito de seguridad que filmó su robo fracasado.

loading...