Las 10 peores adaptaciones al live-action de toda la historia; ni Gokú se pudo salvar de estas aberraciones

0
33

Hay series animadas que marcaron nuestra infancia y otras que siguen siendo parte importante de nuestra adultez. Esas caricaturas las podrías ver todo el día y estarías más que contento. Pero cuando llega el anuncio de que harán un live action con ellas es momento de temer, pues estos no siempre son buenos y, seamos sinceros, la mayoría son malos. Por eso te presentamos este relación donde enumeramos las peores adaptaciones a la acto viva. En lo personal, la peor debería ser La Pantera Rosa o como en verdad debió llamarse “¿En qué maldito momento sale la Pantera Rosa?”.

10. El Notable Alberto

La serie animada se estrenó en 1972 y estuvo al céfiro hasta 1985. Adicionalmente, era narrada por Bill Cosby, quien, a través de los personajes animados, contaba las aventuras que tenía con su pandilla de infancia. Sin bloqueo, cuando fue el momento de insertar a los personajes en una película de acto actual, el desastre fue inminente. Con bromas obvias y poco divertidas sobre personajes fuera de su mundo, la acondicionamiento tuvo poca estima y hoy está más enterrada que la carrera del propio Cosby.

9. Alvin y las ardillas

Las vimos en muchas ocasiones como las ardillas animadas con voces chillonas a las que les encanta cantar. Ver una interpretación verdadero de estos personajes entusiasmó a muchos, hasta que llegaron a la pantalla, pues nos dimos cuenta de que son de esas leyendas que es mejor no tocar y dejarlas en la segunda dimensión. Las ardillas fueron ridiculizadas con guiones simplones y situaciones que positivamente no le dieron risa a nadie. Sin bloqueo, lograron hacer cuatro entregas de la franquicia en live action.

8. La aventuras de Rocky y Bullwinkle

Nadie puede desmentir que tener a Robert De Niro en una película es equivalente de éxito asegurado. Sin incautación, ni el actor ni la presencia de los clásicos personajes al estilo de ¿Quién mató a Roger Rabbit? pudieron redimir la reputación de la cinta. La animación por computadora de Rocky y Bullwinkle son tan malas que no sorprende que fueran un terminante fracaso.

7. Inspector Gadget

Tanto potencial desperdiciado. Inspector Gadget es una de las series animadas que tuvo pegados al televisor a chicos y grandes. En esta película vemos cómo el héroe se transforma de un municipal de seguridad a un oficial de policía mejorado cibernéticamente. Sin requisa, cuando el conocido vio la traducción live action de su personaje protegido, se encontró con una interpretación cansada y aburrida. Ojalá hubiera tenido un poco de creatividad en su sombrero para persistir entretenido al notorio.

6. Mr. Magoo

Esta película tenía todo para triunfar. Leslie Nielsen, un fabuloso actor cómico que ha aparecido en clásicos como ¿Dónde está el piloto? y ¿Dónde está el policía?, protagoniza las películas pioneras de las parodias cómicas como las conocemos hoy en día. Sin incautación, en su interpretación del pequeño y remoto Mister Magoo no pudo hacerle probidad a uno de los personajes clásicos de la animación.

5. El pícaro en el sombrero

Antiguamente de esta película live action de 2003, las historias del Dr. Seuss ya se habían adaptado a la pantalla espacioso y uno de los personajes más populares fue El astuto en el sombrero. Sin bloqueo, lo que se vio en esta cinta fue una interpretación extraña e inquietante de un pícaro antropomórfico. Presunción para los furries, terror para otros cuantos. Mike Myers le dio vida, pero como hemos pasado, un buen actor no es semejante de éxito y hoy se posiciona en Rotten Tomatoes con 54 por ciento de aprobación de la audiencia.

4. El posterior adiestrado del canción

Vicisitud es una de las obras maestras de la animación, por lo que cuando se anunció que saldría una traducción live action, los fanáticos no pudieron evitar comprobar intriga. Claro, con tantos utensilios a tomar, esta debería ser una cinta de tallas épicas. Al igual que su interpretación animada, esta pretendía ser una trilogía dividida por el progreso de Aang como el Altibajo, pero esta se quedó estancada con una entrega ineficiente y llena de lugares comunes, estereotipos raciales y una mala acondicionamiento de una obra llena de potencial.

3. Dudley de la montaña

Interiormente del programa de Rocky y Bullwinkle había un segmento llamado Dudley de la montaña, en el que un torpe y carismático policía canadiense resuelve los crímenes y las anomalías que se presentan en el bosque. Su habilitación a live action tuvo buenos actores en el reparto, como Brendan Fraser, Sarah Jessica Parker y Alfred Molina, qué más se podía pedir. ¿Una buena película, quizás? En verdad, no es tan mala, pero no se puede comparar la comedia visual de su interpretación animada con el intento que hicieron en esta adecuación.

2. Los Picapiedra en Viva Rock Vegas

Para ser honestos, la primera adecuación de Los Picapiedra a la pantalla excelso no fue lo que muchos esperaban. Sí, en algunos momentos estuvo divertida y querida al ver a los personajes que siempre quisimos con un nómina curioso. Pero para la segunda entrega, todo cambió, desde los actores hasta su personalidad. Ahora la “diversión” continuaba en Rock Vegas. Al menos los amantes de los juegos de palabras tuvieron un buen momento.

1. Dragon Ball Evolution

Llegamos al punto donde los productores y directores no se tomaron ni el tiempo de ver la traducción innovador. Como consecuencia, nos entregaron poco que en definitiva no era Dragon Ball, con personajes que no encajaban en su contexto ni se parecían a los de la serie. Ni siquiera hicieron el intento por hacer poco correctamente. El bajo presupuesto de la propuesta, aunado a una depreciación calidad de la producción, solo deja como resultado la que muchos consideran la peor ajuste live action de todos los tiempos.