Las 10 tradiciones navideñas más peculiares alrededor del mundo

0
69

Navidad es una de las celebraciones más esperadas del año, aunque este 2020 tendremos que festejar el día modestamente conveniente a la pandemia. Sin incautación, esperamos que el próximo 2021 sea mejor y todo regrese a la normalidad para poder festejar como se debe.

Aunque nosotros tenemos nuestra forma de celebrar esta vencimiento tan peculiar, no en todas partes del mundo se hace de la misma forma; cada país tiene sus propias costumbres navideñas que hacen a las fiestas más especiales y divertidas. El día de hoy te hablaremos de estas tradiciones y tal vez algún día te animes a ocurrir esta temporada en alguno de estos maravillosos lugares.

1. El festival de los farolillos gigantes, Filipinas

El “Ligligan Parul Sampernandu” se celebra todos los abriles el sábado previo a la Nochebuena. Esta se lleva a agarradera en la ciudad de San Fernando, mejor conocida como la “capital de las Navidades” en Filipinas. Personas de todo el mundo acuden a ver este maravilloso espectáculo en el que participan merienda pueblos que compiten por ver quién construye el mejor farolillo.

Cada año el espectáculo logra superarse, pues los farolillos llegan a valorar seis metros de valor y están hechos de una gran variedad de materiales. Es una tradición de las más bellas del mundo y no es muy caro asistir a ella.

2. Krampus, Austria

krampus

El Krampus es un demonio que vaga por las calles asustando y castigando a los que se han portado mal. Aunque suena a una tradición digna de Halloween, el Krampus es el compinche malvado de Santa. Mientras Santa Claus premia a los niños que han sido ejemplares en el año, el demonio navideño se lleva en su saco a aquellos que se han portado mal.

En muchas partes de Austria, durante la primera semana de diciembre y hasta la víspera de Navidad, las  personas salen a la calle disfrazados de Krampus, incluso se hacen desfiles y festivales donde los demonios hacen sonar sus cadenas y campanillas. Sin duda, un espectáculo aterrador pero digno de ver en vivo.

3. La chiva de Gävle, Suecia

La cabra de Gävle

Esta celebración se lleva a mango desde 1966 y se trata de una chiva Yule de 13 metros que se construye en el centro de la plaza del castillo de Gävle para el Adviento. Esta tradición navideña generó, sin querer, otra costumbre: intentar prender fuego a la chiva. En 48 abriles de historia, solo han conseguido quemarla en 26 ocasiones.

4. Cena navideña de KFC, Japón

KFC

La comida navideña es deliciosa, pero esta incluso varía dependiendo del país. Mientras que en algunos lugares se acostumbra engullir pernil, pierna o dorso, en Japón han recogido la tradición de engullir pollo frito de la famosa cautiverio estadounidense Kentucky Fried Chicken. Incluso la franquicia en el país japonés asta menús especiales de temporada con motivos navideños. Una extraña pero deliciosa costumbre.

5. Los jóvenes Yule, Islandia

Los jóvenes Yule

Los jóvenes Yule, o jólasveinar en islandés, visitan a los niños de todo el país durante las 13 noches previas al día de Navidad. Los niños dejan sus mejores zapatos a costado de la ventana durante estos días y los jóvenes Yule les dejan regalos a los niños que se han portado acertadamente y papas podridas a los que se han portado mal.

Los Yule son muy traviesos y, adicionalmente de portar trajes tradicionales de Islandia, tienen nombres que describen sus personalidades y los líos que pueden causar: Stekkjastaur (el acosador de ovejas), Giljagaur (el vigilante desde las zanjas), Stúfur (el chaparro), Þvörusleikir (el chupacucharas), Pottaskefill (el rascaollas), Askasleikir (el chupaplatos), Hurðaskellir (el portazos), Skyrgámur (el devorayogures), Bjúgnakrækir (el robasalchichas), Gluggagægir (el vigilante desde las ventanas), Gáttaþefur (el husmeador de puertas), Ketkrókur (el encanto robacarnes) y Kertasníkir (el robavelas).

6. La oscuridad de las velitas, Colombia

la noche de las velitas

Este festejo marca el inicio de la temporada navideña en Colombia. La perplejidad del 7 y 8 de diciembre, las calles se decoran con farolillos de papel iluminados con velas de distintos colores que son lanzadas al firmamento en honor a la Inmaculada Concepción. Esta celebración se ha hecho tan popular que incluso se hacen concursos para ver quién crea el farolillo más impresionante.

7. San Nicolás, Alemania

san nicolás

Cuenta la divisa que la sombra del 6 de diciembre, San Nicolás viaja en idiota y en su camino va dejando obsequios en los zapatos de los niños (ojo, no hay que confundirlo con Papá Noel). San Nicolás siempre va acompañado de Ruprecht, un demonio vestido de adverso, cubierto en campanillas y de barba negra que ayuda a San Nicolás a castigar a los niños que se portan mal. Esta es una de las tradiciones navideñas alemanas más antiguas que sigue perdurando hasta el día de hoy.

8. La Befana, Italia

la befana

Como en gran parte del mundo, los niños italianos son visitados por Babbo Natale (Papá Noel) en Nochebuena. Sin incautación, el 5 de enero reciben otra turista, esta vez de “La Befana”, en víspera de la Epifanía. La Befana era una pérfida que no le dio ningún regalo al crío Jesús en el pesebre. Estaba tan arrepentida que desde entonces hace regalos a todos los niños que dejan un poco de comida y caldo para ella.

9. Esconder las escobas, Noruega

escobas en noruega

Esta tradición puede sonar fuera de lo popular, pero es muy popular en el país nórdico. La gentío esconde las escobas de su casa en Nochebuena para no ser visitados por las brujas y los malos espíritus que las roban para poder desaparecer con ellas. A pesar de ser una costumbre muy antigua, hay personas que hasta el día de hoy lo siguen haciendo.

10. Un regalo, un poema, Letonia

arbol de navidad

Este país europeo tiene una de las costumbres más bonitas en Navidad: a posteriori de la Nochebuena, todos los miembros de la grupo buscan su regalo debajo del árbol. Sin bloqueo, para abrirlo hay que proponer un poema por cada regalo que tengas. Es una tradición alegre y llamativo que podríamos adoptar en más partes del mundo.