Las 16 fobias más extrañas del mundo y de las que no habíamos escuchado hablar pero son reales

0
38

El miedo es una de las emociones más primordiales y necesarias para los seres vivos, pues gracias a él evitamos situaciones de peligro y nos permite huir de una amenaza. El detalle importante es considerar qué es lo que percibimos como un peligro potencial.

Las fobias son miedo y ansiedad desproporcionados y se pueden desencadenar por objetos, animales o eventos muy específicos. Aunque las más comunes son el miedo a las arañas, los encuentros sociales, fugarse, las cielo y los espacios cerrados o abiertos, asimismo hay otras más inusuales que seguramente no conocías. Ahora les presentamos 16 fobias extrañas que son totalmente reales.

1. Cronofobia

En algún momento todos sentimos que nuestra vida está pasando muy rápido y que el presente es muy efímero, pero la familia con esta fobia de verdad le temen al tiempo. Las personas que padecen esta condición psicológica sienten ansiedad por el hecho de que el tiempo no se detiene y sienten que las horas se les escurren de las manos. Aunque no es tan frecuente, esta fobia la experimentan personas de perduración avanzadilla o que pasan la viejo parte de su día en una habitación u oficina cerradas.

2. Eritrofobia

Ruborizarse es una reacción involuntaria causada por los altos niveles de adrenalina que provocan dilatación en las venas de nuestro rostro. El rubor suele ser causado por el miedo a gustar la atención en una situación social, y la eritrofobia se trata de un miedo desproporcionado a ruborizarse. Esto es parte de una especie de círculo vicioso, porque el miedo puede causar lógicamente que la persona se ruborice, y tener miedo de esto incrementa más la ansiedad, lo que causa más rubor.

3. Chiclefobia

Seguramente no sabían que la conductora Oprah Winfrey no soporta que alguno mastique chicle cerca de ella, y a este miedo se le conoce como chiclefobia (muy llamativo, ¿no?). La parentela con esta fobia incluso se siente mal cuando ven chicles tirados en el suelo o si escuchan el sonido de un balón de chicle tronando.

4. Venustrafobia

Una cosa es la ginecofobia, que es el miedo a las mujeres, pero esta fobia se refiere específicamente a las mujeres bellas. Incluso se conoce como caligenofobia y provoca ansiedad cuando se está cerca de una persona considerada físicamente hermosa. Mucha multitud que la padece incluso debe alejarse de sus seres queridos porque no soportan su bella compañía.

5. Gamofobia

Este es un miedo que muchos entendemos, pero no sabíamos que positivamente se podía tener pánico al nupcias al escalón de la fobia. Esto es poco diferente al miedo a estar solo, conocido como anuptafobia, y se refiere al temor a comprometerse de por vida con una persona. Muchas personas pueden estar positivamente enamoradas de su pareja, pero cuando se deje de la palabra con M, todo puede terminar muy mal.

6. Racismo

Este miedo se puede relatar a las personas extranjeras o incluso a le parentela fuera de nuestro círculo social y corriente, pero todavía se puede soportar más allá. Las personas con racismo sienten miedo incluso de la posibilidad de que existen criaturas extraterrestres que pudieran datar a la Tierra. Es muy atípico que Stephen Hawking tuviera esta fobia y al mismo tiempo estuviera interesado en la búsqueda e investigación de alienígenas.

7. Deipnofobia

Mientras que muchos esperamos la hora de la cena para convivir con nuestras familias, las personas con esta fobia tienen miedo precisamente a esta situación social. Este miedo se limita a las implicaciones sociales de la comida y no a la comida en sí, lo que se conoce como sitofobia. La clan con deipnofobia no suelen salir a restaurantes por la tenebrosidad y cuando se encuentran en esa circunstancia pueden observar mareo o basca.

8. Efebifobia

A finales de la plazo de los ochenta, el profesor Kirk Astroth, de la Universidad de Arizona, comenzó a notar que había ciertas personas que le tenían miedo a los adolescentes, porque los consideraban individuos impulsivos y peligrosos. Poco a poco, este temor se fue haciendo clínicamente más significativo, hasta durar al porción de considerarse una fobia. En esta época donde la inexperiencia domina las redes sociales y el mundo posible, una persona con efebifobia seguramente la pasa muy mal.

9. Somnifobia

Se refiere al miedo a tenderse y lo padecen principalmente los niños, pues creen que les puede acontecer poco malo a ellos o sus seres queridos mientras duermen o temen a sus pesadillas. Es una fobia muy rara pero totalmente positivo.

10. Siderofobia

Aunque el espectáculo de una hermosa indeterminación clara y estrellada es impresionante, la parentela con esta fobia siente pánico al ver las estrellas, suelen tener las cortinas de sus casas cerradas durante la sombra y evitan salir con tal de no ver el firmamento noctámbulo.

11. Vestifobia

No es que les dé miedo hallarse mal o no conocer combinar sus vestimentas, sino que positivamente le temen a la ropa. La clan con esta fobia procura estar desnuda la viejo parte del tiempo o suele usar muy pocas prendas en su atuendo. Claro que para estas personas, las playas nudistas son el paraíso y un desfile de modas, el báratro.

12. Araquibutirofobia

A la mayoría nos incomoda la sensación de que poco se te quede pegado al paladar mientras comes, pero las personas con esta fobia positivamente sienten pánico cuando alguna sustancia, por ejemplo, la mantequilla de maní, se les queda atorada en la boca. Este miedo puede asimismo desencadenarse por otros alimentos, como plátanos, Nutella o el pan de los sándwiches que al morderlo se queda pegado al paladar.

13. Phronemofobia

Decirle “piénsalo un momento” a cualquiera con este miedo es lo peor que se puede hacer, porque precisamente tienen temor a pensar. Las personas con esta fobia creen que pensar les impide comportarse y que solamente van a “rumiar” una idea o problema sin demorar a ninguna opción.

14. Plutofobia

A nadie le disgustaría aceptar mucho efectivo, pero las personas con esta fobia le temen no tanto a la riqueza, sino a las personas adineradas. Hacen una relación entre ser rico y ser avaro, y creen que quienes tienen grandes fortunas — o al menos más que ellas — no son confiables.

15. Optofobia

Alguna vez todos cerramos los luceros cuando veíamos una película de terror, pero las personas con optofobia viven así todo su día. Este miedo a “ver” o cascar los luceros puede ser muy específico, como al ver una situación desagradable, pero asimismo se puede universalizar y las personas con esta fobia procuran ocurrir mucho tiempo en habitaciones cerradas y a oscuras.

16. Fobofobia

Hay poco peor que tener una fobia y es tenerle miedo a las fobias que se padecen. Este trastorno no es tan popular, pero sí hay casos de personas que ya padecen alguna fobia y a posteriori desarrollan un miedo exagerado a ese mismo temor. El solo hecho de conocer que se tiene temor puede suscitar ataques de pánico en las personas que padecen esta condición.